Detective Conan Wiki
Advertisement
¡Reunión de detectives! Shinichi Kudo contra Kid el Ladrón
Episodio 219
Título
Kanji 集められた名探偵!工藤新一VS怪盗キッド
Romaji Atsumerareta Meitantei! Kudō Shin'ichi VS Kaitō Kiddo
Inglés The Gathering of the Detectives! Shinichi Kudo vs. Kaitou Kid
Español ¡Reunión de detectives! Shinichi Kudo contra Kid el Ladrón
Latino Desconocido
Estrenos
Estreno Japonés 8 de enero de 2001
6 de octubre de 2003 (Reemisión)
Estreno Inglés Desconocido
Estreno Español 8, 9, 10 y 11 de enero de 2007
Estreno Latino Desconocido
Staff
Director Yasuchiro Yamamoto
Kenji Kodama
Guionista Yasuchiro Yamamoto y Masato Sato
Ilustrador Michiyo Sakurai y Kenji Kodama
Director de Episodio Masato Sato
Director de Animación Mari Tominaga y Hiroyuki Horiuchi
Información
Temporada Novena
Personajes no Debut Conan Edogawa
Shinichi Kudo
Kaito Kuroba
Kaito Kid
Kogoro Mouri
Ran Mouri
Sonoko Suzuki
Aoko Nakamori
Ginzo Nakamori
Juzo Megure
Personajes Debut Konosuke Jii
Toichi Kuroba
Keiko Momoi
Saguru Hakuba
Akako Koizumi
Renya Karasuma
Caso resuelto por Shinichi Kudo (primero) y Conan (segundo)
Siguiente pista de Conan Moneda de 10 yenes
Adaptado de Magic Kaito volumen 4: capítulos 3-4 (23-24)
Volumen 30: capítulos 4-7 (299-302)
Música
Opening Koi wa Thrill, Shock, Suspense
Ending Start in my life
Cronología
Anterior El secreto guardado de Megure (2a parte)
Número 219
Siguiente El cliente lleno de mentiras (1ª parte)


¡Reunión de detectives! Shinichi Kudo contra Kid el Ladrón es el episodio 219 de Detective Conan. Se trata de un especial de dos horas que en Occidente se divide en cuatro partes.

El capítulo está conformado por dos historias. La primera es un flashback de Kaito Kid en el que éste recuerda su primer encuentro con el detective juvenil Shinichi Kudo. La segunda es una reunión de seis detectives organizada por un misterioso anfitrión. El encuentro, que tiene lugar en una casa conocida como Mansión del Crepúsculo, pronto amenaza con convertirse en una reminiscencia de una masacre ocurrida allí hace medio siglo.

Sinopsis

El especial comienza con la misma escena de inicio que la del episodio 76 Conan contra Kid el Gato, pero ahora centrándose en el punto de vista de Kaito Kuroba y Aoko Nakamori. Ambos se encuentran hablando del nuevo museo de Tokio, en el que se exhibirá la Estrella Negra, la perla negra más famosa del mundo. Al atravesar por un paso de cebra, se cruzan con Ran Mouri y Sonoko Suzuki, que conversan sobre Kid el Ladrón, que ha anunciado que robará la perla. Al ver pasar a Kaito, Ran cree que ha visto a Shinichi Kudo, por su gran parecido físico con él.

Kaito preparándose para el robo a la Estrella Negra

Kaito observa la vigilancia del museo ignorando las advertencias de Konosuke Jii.

Más tarde, esa misma noche, Kaito se encuentra en la azotea de la Torre Tokyo observando la vigilancia de la policía sobre el museo de la Estrella Negra. Sus indagaciones se ven interrumpidas por su asistente, Konosuke Jii, que tiene un mal presentimiento con el robo que su amo planea ejecutar. Kaito ignora sus advertencias y procede a disfrazarse de su alter ego, Kid el Ladrón. Seguidamente, aparece el título del episodio y se da realmente comienzo al especial.

Shinichi Kudo contra Kid el Ladrón

La primera parte del episodio consiste en un flashback de Kaito Kuroba, en el que recuerda su primer encuentro con Shinichi Kudo, el famoso detective juvenil. Esa memorable ocasión comienza con Kaito leyendo el periódico en el Instituto Ekoda. En él comprueba, satisfecho, que sus golpes como Kid el Ladrón están consiguiéndole fama, especialmente entre las chicas. De repente, Aoko, enfadada, le quita el periódico y lo hace pedazos, diciéndole que para ella el famoso ladrón no es más que una manzana podrida que llevará a sus seguidoras por el camino de la amargura. Kaito, divertido, le contesta que ella sólo detesta a Kid porque a su padre, el inspector Ginzo Nakamori, siempre se le ha escapado de sus redadas. La discusión se ve interrumpida por Akako Koizumi, que opina que el hecho de que Kid siempre devuelva sus botines lo hace un muchacho encantador.

Akako advirtiendo a Kaito

Akako advierte a Kaito de que su próximo robo puede acabar mal.

La conversación pasa entonces al próximo objetivo anunciado por Kid el Ladrón, la Torre del Reloj. Aoko no ve bien que Kid quiera robarla, ya que considera que el edificio pertenece a toda la ciudad. Keiko Momoi comenta que oyó que se había planeado trasladar la torre a un parque temático. Mientras Aoko y Keiko discuten, Akako, que conoce la identidad secreta de Kaito, se acerca a él para advertirle en voz baja de que tal vez debería olvidarse del robo de la Torre del Reloj. Kaito replica, pero la chica pronuncia las siguientes palabras:

“La vieja torre nos marcará la hora, y cuando las campanadas del año 2000 retumben, un hombre llegará volando, pero el blanco pecador perecerá en el intento.”

Akako le explica a Kaito, medio en broma, que es una profecía que le ha mostrado el mismísimo Lucifer, pero añade que cuando el reloj dé inicio al siglo XXI, ocurrirá lo que ella ha dicho, es Kaito quien debe decidir qué es lo que debe hacer.

La noche del 31 de diciembre llega, y el inspector Nakamori ha movilizado a todos los efectivos que ha podido para vigilar la Torre del Reloj de cualquier intento de robo. El detective Konno, subalterno de Nakamori, le lee la nota de aviso que dejó Kid el Ladrón para esa noche, que reza:

“El sábado por la noche, con la luna llena y el sonido de las campanadas, me llevaré ese reloj que se alza sobre la ciudad.

Kid el Ladrón”

Konno duda de que Kid vaya a venir, pues no se le ocurre otra manera de robar una torre que con una grúa gigante. Futoshi Takarada, el propietario de la Torre del Reloj, explica a Nakamori y a Konno que cree que el ladrón mago se limitará a robar la manecilla pequeña del reloj, que tiene varios diamantes incrustados.

En el exterior, Kaito se ha disfrazado de Yoichi Sensui, uno de los policías que se encontraban vigilando los alrededores de la Torre del Reloj. Delante del edificio, una multitud se ha congregado para animar al famoso ladrón de guante blanco. Takarada, el propietario de la torre, muestra desagrado al encontrarse con ellos, y se reúne con su secretario, Sujio Hosokawa. Este le comunica que es posible que los representantes del parque de atracciones no acepten trasladar la Torre si se produce algún desperfecto. Sin embargo, Takarada le dice que no hay de qué preocuparse, ya que vendió los diamantes de la manecilla y los cambió por unos falsos. Además, duda de que Kid pueda hacer nada, pues ha comprobado que la vigilancia policial es máxima. Entre la muchedumbre también se encuentran Keiko y Aoko, que anima a los policías en lugar de a Kid. A unos pocos metros, Akako observa atentamente un helicóptero policial del que le llegan unas vibraciones muy similares a las que emite Kaito.

Kaito Kid disfrazado de Yoichi Sensui

Kaito logra infiltrarse en la torre disfrazado del policía Yoichi Sensui.

Entretanto, Kaito consigue entrar al interior de la torre bajo la identidad del agente Sensui. En uno de los pisos, es detenido por uno de los comisarios de Nakamori, que recoge su documentación y le pregunta sobre su nombre, edad, fecha de nacimiento y número de carné de conducir. Al oír que el agente responde correctamente a todaspreguntas, ordena a sus oficiales que detengan a Sensui, pues se da cuenta de que es Kaito Kid disfrazado. Kaito, sorprendido, huye por los pasillos de la torre, perseguido por varios policías. El comisario informa de la situación a Nakamori y le explica que supo que aquel hombre era el mago ladrón disfrazado gracias al consejo de un chico enviado de comisaría. Éste le había explicado que las personas que se hacían pasar por otras suelen memorizar información que la gente normal no suele recordar, como por ejemplo el número del permiso de conducción.

Shinichi dando instrucciones a los agentes de Nakamori

En uno de los helicópteros policiales, Shinichi da instrucciones a los agentes para atrapar a Kaito Kid.

En esos mismos momentos, el mismo chico se encuentra comunicando órdenes a Nakamura y Kawata, dos de los agentes que están persiguiendo a Kid. Desde la sala de máquinas, Nakamori se encuentra hablando por teléfono con el inspector Juzo Megure, preguntándole acaloradamente por qué ha traído a ese joven sin su autorización. Megure, que se encuentra en un helicóptero, le pasa el aparato al estudiante y éste contesta a Nakamori que él es Shinichi Kudo, detective, recomendándole seguir sus indicaciones si quiere atrapar a Kid. Nakamori le espeta que no se entrometa, que es un trabajo únicamente para la policía.

Entretanto, el agente Nakamura informa de que ha encontrado a Kid, que se había disfrazado de Kawata, pero es dormido segundos después por un gas somnífero con el que le rocía el ladrón. Shinchi se extraña por el hecho de que Kid haya decidido ya quitarse el disfraz.

El inspector Nakamori y Kaito Kid en la esfera del reloj

Kid desarma al inspector Nakamori con su pistola de cartas.

Minutos después, las campanadas de las doce suenan, anunciando el comienzo siglo XXI. De repente, un gas sale de los andamios de la torre, cubriendo el reloj de humo rosado. Cuando el humo se disipa, todos los presentes contemplan con sorpresa que las manecillas del reloj han desparecido. Sin embargo, Shinchi nota algo raro en el reloj, como si su superficie se estuviera balanceando. El joven detective pide al piloto que acerque el helicóptero al reloj, y comprueba que el reloj ha sido cubierto por una pantalla que reproducía su imagen pero sin las manecillas. Al mismo tiempo, el inspector Nakamori sale a inspeccionar la esfera del reloj y descubre a Kid subido al reloj. Nakamori se dispone a informar a sus unidades, pero el ladrón le quita el walkie-talkie de sus manos con su pistola de cartas. Kid le dice entonces que puede pedir ayuda a esa persona tan inteligente que está ayudando a la policía para resolver el mensaje que ha dejado escrito en la esfera.

Shinichi apuntando desde un helicóptero

Shinichi apuntando a la cubierta en la que se ha ocultado Kaito Kid.

En ese momento, el helicóptero de Shinichi y Megure se acerca al reloj, provocando que la cortina se agite, revelando el truco de Kid. Shinichi, cogiendo prestada la pistola de Megure, da un disparo hacia la estructura y echa abajo parte de la pantalla, haciendo que Kid el Ladrón quede a la vista de todos los que están mirando hacia la torre. Parece que por fin el ladrón de guante blanco está acorralado, pero entonces Kid dispara hacia las últimas sujeciones de la pantalla, echándola abajo por completo. Kid aprovecha entonces para seguir la caída de la cortina sobre la multitud y ocultarse debajo de ella. Shinichi comprende entonces que será imposible reconocerle entre tanta gente.

Tras la fuga de Kid, Nakamori informa a Megure y a Shinichi de que el ladrón ha dejado escrito una especie de mensaje en clave en la esfera. Al ser una posible prueba, la policía decide posponer el traslado de la Torre del Reloj al parque de atracciones. Sin embargo, Shinichi ya ha descifrado el mensaje, aunque no se lo dice a nadie. Para sus adentros, admira al joven ladrón, ya que lo que había conseguido con el golpe había sido evitar que la torre fuera trasladada, quitándola así de las manos de Takarada. De hecho, el código rezaba: “No doblarán las campanas para usted”, refiriéndose al corrupto propietario de la torre.

Kaito le trae una rosa a Aoko

Kaito le trae una rosa a Aoko.

Entretanto, en la plaza que preside la Torre del Reloj, la multitud se encuentra vitoreando a Kid por su estelar desaparición. Entre ellos está Aoko, que recuerda aquella vez en la que conoció a Kaito al pie de la Torre, cuando él y ella aún eran niños. De repente, alguien interrumpe sus pensamientos haciendo aparecer una rosa ante ella. Se trata de Kaito Kuroba, que ha venido a ver a Aoko usando el mismo truco que en aquella ocasión.

La acción regresa entonces al tiempo del prólogo, con Kaito Kid preparándose para robar la Estrella Negra. Kaito ha estado unos momentos absorto, recordando a Aoko y el golpe a la Torre del Reloj, que casi fue frustrado por Shinichi Kudo. Kaito le pregunta entonces a Konosuke qué ocurrió con la Torre, a lo que responde que al final la trasladaron. Sin embargo, mientras dice esto, las campanadas de la misma torre vuelven a sonar por Tokio. Kid le explica que gracias a que la policía descubrió que los diamantes eran falsos, la ciudad pudo volver a comprar la Torre por un precio mucho más bajo. Por último, Kaito se despide de Konosuke y se lanza con su planeador hacia el museo de la Estrella Negra. Estos hechos conducirán posteriormente al episodio 76, Conan contra Kid el Gato.

A partir de aquí comienza la segunda historia del episodio, la Reunión de detectives.

Reunión de detectives

Una mañana, mientras Ran comprueba el correo de la Agencia de Detectives Mouri, descubre un extraño sobre negro dirigido a su padre. La carta que incluye el sobre es una invitación a Kogoro a una reunión de detectives. Junto con la invitación viene un cheque de dos millones de yenes. A Conan le parece extraño que hayan enviado el cheque sin saber siquiera si Kogoro va hacer acto de presencia. En el remitente solo hay escrito “El espejismo de la criatura abandonada de Dios”.

A pesar del oscurantismo de la carta, Kogoro acepta ir y alquila un Toyota para ir al lugar en el que tendrá lugar la reunión, la Mansión del Crepúsculo. La música del Opening 8: Koi wa Thrill, Shock,Suspense suena mientras se muestra el viaje en coche de Conan, Ran y Kogoro. Ya anochece cuando aún están viajando, adentrándose cada vez más en las carreteras secundarias. De repente, una de las ruedas del coche revienta, pero por suerte eso les ocurre a pocos metros de una gasolinera. Kogoro va allí para hacerse con una rueda de repuesto y proseguir el viaje.

Kogoro frena bruscamente al ver a Furuyo Senma

Kogoro pega un frenazo tras encontrarse con Furuyo Senma en la carretera.

Tras unos kilómetros de atajo, el grupo regresa a la carretera, desde la que tienen una primera vista de la Mansión del Crepúsculo, de aspecto siniestro. Sin previo aviso, una anciana aparece en una curva de la carretera, obligando a Kogoro a frenar de golpe. La mujer mayor se presenta como la detective Furuyo Senma, y explica que estaba invitada a la reunión, pero que su Fiat se ha averiado. Kogoro acepta entonces a llevarla a ella y a sus pertenencias en el coche. Mientras se acercan cada vez más a la mansión, Senma sorprende a Kogoro, Ran y Conan con sus deducciones, adivinando que habían parado antes en una gasolinera con sólo observar las pequeñas pistas presentes en el coche.

Aki Ishihara da la bienvenida a los detectives

Aki Ishihara, sirvienta de la Mansión del Crepúsculo, da la bienvenida a los detectives.

Poco después, los cuatro atraviesan un puente de madera y llegan a finalmente a la entrada de la mansión, en la que ya hay varios coches de lujo aparcados. En los aparcamientos conocen al detective Harufumi Mogi, famoso por sus peleas con mafiosos. En el interior de la mansión se encuentran a Aki Ishihara, una joven criada, hablando con Shukuzen Ogami, un corpulento detective conocido por su amor por la cocina y el buen comer. Al parecer, el cocinero que iba a hacer la cena no ha podido venir, de modo que Ogami se ofrece a prepararla él. Después de que Ogami se vaya a la cocina, Aki se dirige a los recién llegados, dándoles la bienvenida a la Mansión. Los detectives le preguntan sobre el organizador del evento, pero la joven sirvienta les explica que ella nunca le ha visto. En la sala en la que se hacía la entrevista de trabajo, sólo había un ordenador, desde la que ella fue contratada a distancia. A partir de ahí, todas las instrucciones para sus tareas las recibió por mensajes al móvil, incluyendo la lista de invitados.

Los detectives encuentran sangre en las cartas de póker

Los detectives descubren que las manchas de sangre han salpicado incluso los naipes.

Las explicaciones se ven interrumpidas por la detective Ikumi Soda, una joven criminóloga que ha estado analizando las manchas de sangre repartidas por el vestíbulo con luminol. Poco después, aparece el sexto detective invitado, Saguru Hakuba, de 17 años, hijo del Superintendente General de la Policía Metropolitana de Tokio. Se ha traído a su halcón, Watson, y cree que los rastros de sangre que hay en la casa son prueba de una tragedia acaecida en ese mismo lugar años atrás.

Durante la espera a la cena, los invitados pasan el rato en un salón de la mansión, jugando al billar, al ajedrez o al póker. La tranquilidad se ve alterada cuando Ran grita al notar que dos de sus cartas están pegadas con sangre. En ese mismo momento, Aki abre la puerta y anuncia que la cena ya está lista.

El anfitrión da la bienvenida a los detectives

Un misterioso hombre encapuchado recible a los detectives en el comedor.

Los asistentes entran entonces al comedor, pero se inquietan al ver el aspecto del anfitrión, encapuchado con una capa púrpura. Éste empieza entonces a hablar con voz distorsionada:

Distinguidos detectives, les doy la bienvenida a los seis, a la Mansión del Crepúsculo. Venga, adelante, siéntense en sus sitios, por favor.”

Mientras los invitados se sientan con desconfianza, el detective Ogami, que había estado cocinando la cena, le pide a Aki que sirva los platos en el orden que él diga. El anfitrión continúa hablando.

“Bien. La razón por la que ustedes han sido invitados a este lugar, es por que deseo que me ayuden a buscar un tesoro, que está oculto en alguna parte de la mansión. Quiero que encuentren todas las riquezas que he ido acumulando con los años, pero les irá la vida en el juego.”

De repente, se oyen varias explosiones en el exterior: los coches de los asistentes han sido volados por bombas. Ogami pregunta con nerviosismo qué ha sido ese estruendo.

“No se preocupe, me he limitado a asegurarme de que se quedarán aquí. Siempre he sido perseguido por todos ustedes, pero por una vez he querido ser yo quien les acorralara y les pusiera contra la pared. Además, también he destruido el puente por el que han cruzado para llegar aquí, así que aunque tuvieran sus coches, no podrían salir. Por supuesto, no hay teléfono y los móviles están fuera de cobertura, así que imposible pedir ayuda al exterior.

Daré la mitad del tesoro así como la forma de salir de aquí a aquella persona que lo encuentre. Así es el juego que les propongo. ¿Les gusta la idea? Espero que sí, porque no tienen escapatoria.”

Mogi descubre que el anfitrión es un maniquí con un altavoz

Mogi descubre que el supuesto anfitrión era un maniquí con un altavoz pegado en la frente.

Al terminar esa frase, Mogi se levanta y se dirige hacia el anfitrión, diciendo que no le gusta hablar con alguien que se esconde tras una capucha. Pero cuando este se la quita, los invitados ahogan una exclamación: el supuesto anfitrión es un maniquí con un altavoz pegado en la frente. De él se sigue escuchando la voz metálica:

“Vamos, con el estómago vacío se trabaja peor… disfruten por favor de su última cena.”

En ese momento, Kogoro se pregunta frustrado quién ha podido maquinar algo así. Los detectives le explican entonces que creen saber la respuesta, a partir de la firma de la invitación, “El espejismo de la criatura olvidada de Dios”. La palabra criatura estaba escrita en japonés al lado izquierdo de la carta, de modo que criatura se refiere a bestia. La frase “bestia olvidada de Dios” aparece en el Antiguo Testamento y se refiere a una cabra que no fue bendecida por Dios, o lo que es lo mismo, una cabritilla. Cabra en inglés es goat, pero cabritilla en el mismo idioma es kid. Dado que espejismo es lo mismo que aparición o fantasma, queda entonces claro que quien ha enviado las invitaciones es Kid el Ladrón Fantasma.

Ogami cree que Kid los ha reunido para jugarse todo su botín robado en una prueba de inteligencia con los que considera a los mejores detectives. Ikumi está segura de que en ese mismo momento los está observando desde algún lugar de la mansión, pues ha visto cámaras de vigilancia en diversas habitaciones. Mientras discuten, Aki entra en la sala, anunciando que trae la cena. Saguru, sin embargo, la detiene, diciendo que si, tal como dice la sirvienta, el organizador le pidió que sirviera los platos en un cierto orden, es posible que alguno de ellos lleve veneno, al fin y al cabo, todos se han sentado en el lugar que les estaba asignado. Ya que no pueden saber en qué plato o en qué cubiertos está la presunta droga, acuerdan cambiarse de sitio a suertes. Más tarde, cuando todo el mundo ha terminado con su comida, del altavoz del maniquí vuelve a sonar la voz distorsionada de antes:

“Bueno, ¿qué tal les ha parecido la última cena que les he preparado? Supongo que me toca ahora a mí hablar. Déjenme que les expliqué por qué invertí tanto dinero en este lugar, y lo elegí como escenario del juego que nos traemos entre manos. Primero, fíjense en esos cubiertos que tienen delante de ustedes.”

Todos los cubiertos tienen un cuervo grabado en él.

Silueta y símbolo del cuervo de Renya Karasuma

La voz del altavoz explica que el cuervo es la efigie de Renya Karasuma, el antiguo propietario de la Mansión del Crepúsculo.

“¿Ya lo han entendido? Es la marca del millonario que murió en extrañas circunstancias hace medio siglo, el emblema de Renya Karasuma. No solo los cubiertos, sino las puertas, el suelo, la barandilla, las piezas de ajedrez, incluso las cartas del salón; si se fijan bien, son todos objetos que fueron fabricados especialmente para él. En otras palabras, esta es la mansión que fue construida por Karasuma, o, mejor dicho, solía ser una gran mansión hasta hace cuarenta años, donde ocurrió una sangrienta y terrorífica tragedia en medio de una noche tormentosa. Supongo que al ser ustedes unos detectives excepcionales, se dieron cuenta nada más pisar este lugar que hay multitud de manchas de sangre por todas partes.

Sí, ocurrió una noche hace cuarenta años, cuando este lugar todavía conservaba su esplendorosa belleza. Se celebró una fiesta en la que se invitaron los grandes hombres del mundo financiero. Lo llamaron Servicio Funerario Conmemorativo de Renya Karasuma, que había fallecido a los noventa y nueve años y al que acudieron multitud de personas, aunque en realidad la reunión era para hacer una subasta de todos los artículos valiosos que había adquirido Karasuma a lo largo de su vida. Más de trescientas piezas iban a ser subastadas en los siguientes tres días, en este lugar.

En la segunda noche, durante esa fuerte tormenta, dos hombres llegaron a la mansión, empapados de arriba a abajo. Estaban helados, y con labios temblorosos dijeron que se habían perdido durante la tormenta y que si podían pasar la noche allí, hasta que pasara, y después regresarían. El organizador de la subasta al principio estaba reticente de dejarles pasar, pero uno de los hombres le entregó un pequeño paquete diciendo que lo aceptara a cambio de pasar la noche allí. Parece que en dicho paquete había algo como un cigarrillo, y el organizador lo fumó tal como ponía en la nota. Entonces, empezó a estar más y más relajado, y dejó que entraran dentro sin problemas. Los demás invitados que estaban mirando fueron invitados a fumar también, y toda la sala se llenó de ese humo tan particular.”

Los detectives, entre ellos Conan, entienden entonces que lo que habían traído los dos hombres era marihuana.

La masacre de la Mansión del Crepúsculo

La masacre de la Mansión del Crepúsculo contada por la voz del altavoz.

“Los invitados entraron de ese modo en un estado de felicidad suprema, pero al cabo de un rato las cosas empezaron a cambiar drásticamente. Un hombre gritó que había visto al Demonio, y se llevó el objeto por el que había pujado, y salió huyendo. Una mujer empezó a llorar pidiendo que alguien la perdonara, hasta que se secaron sus lágrimas. Incluso otro hombre empezó a pincharse con su propio bolígrafo en el brazo, una y otra vez. Los invitados empezaron a arrebatarse los objetos los unos a los otros, y usando las largas espadas y dagas enjoyadas adquiridas en la subasta, fueron matándose. El suelo de la subasta se convirtió de repente en una masacre, en un verdadero infierno.

Al día siguiente de esa espantosa pesadilla, esos dos hombres desaparecieron con las obras de arte, dejando a ocho muertos y a diez personas en coma, esparcidas por la mansión.

Bien, ¿entienden ahora la razón por la que he escogido este lugar como escenario de nuestro interesante juego? Espero que sí. Me gustaría que todos ustedes recrearan la tragedia que ocurrió hace cuarenta años, tal como sucedió entonces, con esa escena de gente luchando por conseguir el tesoro, y matándose entre sí.

Sé que es muy cruel hacerles buscar algo a ciegas en esta mansión, por lo que les daré una pista que les ayudará si logran descifrarla.

<<La noche en la que los dos viajeros alzan la mirada al cielo

el Demonio desciende sobre palacio,

el Rey huye con el tesoro entre sus manos,

la Reina recoge sus lágrimas en un cáliz y suplica por su perdón,

mientras que el Caballero tiñe su espada con su propia sangre.>>

¿No les ha parecido de lo más poético describir esta competición intelectual en la que se juegan la vida con esta adivinanza? Debo decirles que no tienen elección, y deben seguir con este juego hasta el final. Además, no podrán abandonar porque ya se encuentran bajo el encantamiento que les he lanzado a todos ustedes. Bien, en cuanto alguien de ustedes lance un grito desgarrador, el juego habrá empezado. ¿Lo han entendido? El que encuentre el tesoro debe meter la localización del mismo en el ordenador situado en la habitación de la cuarta planta de la torre central. A quien lo consiga, le daré la mitad del tesoro tal como he prometido, e instrucciones sobre cómo salir de aquí.”

Muerte de Shukuzen Ogami

Shukuzen Ogami cae muerto, tal y como había predicho la grabación.

Nada más acabar la historia, Harufumi Mogi da un grito horrible, pero resulta ser una broma. Las risas y reproches se apagan cuando Shukuzen Ogami da otro grito agónico segundos después, cayendo muerto de la silla. Saguru confirma su muerte por un paro cardíaco. En un principio parece que el cianuro ha sido la causa, pero el hecho de que en el té no haya reacción de desoxidación indica que el veneno no estaba en ahí. El altavoz suena una última vez.

“La suerte ya está echada, así que empiecen con esta competición intelectual poniendo todo su empeño en el juego en recuerdo del detective Ogami, que ya ha muerto. Vayan en busca del tesoro, y encuéntrenlo cuanto antes, mientras sigan con vida.”

Mogi sacude el maniquí con rabia, provocando que la cabeza de plástico caiga al suelo. Los detectives comprueban entonces que el altavoz estaba conectado a un casette con un temporizador. Saguru le pregunta a Aki si el organizador le pidió servir los platos en unas horas concretas, a lo que la criada responde afirmativamente. Los detectives comprenden entonces que el organizador no estaba observándolos mientras hablaba, si no que todas sus palabras eran una grabación. Conan les dice que ahora saben dos cosas: primero, que el asesino quería matar primero al detective Ogami, y segundo que seguramente la persona que ha ideado todo esto se encuentra entre ellos.

Mientras los detectives discuten sobre la causa de la muerte de Ogami, Conan examina el cadáver del difunto, fijándose en qué tiene las uñas mordidas. Ran se extraña de que los detectives piensen que el organizador haya sido Kid el Ladrón, ya que este nunca ha matado ha nadie en todas sus fechorías. Mogi propone dejar de discutir e ir a comprobar si realmente sus coches han sido destruidos.

Al salir al párking, contemplan con frustración que lo que decía la grabación era cierto; todos los coches, incluyendo el que alquiló Kogoro, son pasto de las llamas. Aki se pregunta si su coche, que aparcó en la parte trasera de la mansión, habrá ardido también. Los detectives salen corriendo hacia allí y comprueban que, al contrario que esperaban, el coche de la sirvienta está intacto. Surge entonces una pequeña discusión sobre quién va ir en él para ver si el puente de acceso está destruido, a lo que los detectives deciden zanjar tirando monedas a cara o cruz. Los elegidos para subir al coche son Kogoro, Mogi y Senma.

Kogoro y Mogi notan la explosión que mata a Senma

Kogoro y Mogi se sorprenden al oír la explosión del coche en el que se encontraba Senma.

Mientras los demás esperan en la parte trasera de la mansión, Conan se fija extrañado en que en una carretera a lo lejos, montaña abajo, hay un coche parado con una cruz blanca marcada en el capó. Entretanto, los detectives Mouri, Mogi y Senma llegan al puente de madera, que en efecto está destruido. Kogoro y Mogi se bajan a inspeccionar y piden a Senma que encienda las luces largas, para que puedan ver mejor. Justo al hacerlo, el coche estalla tal y como los del aparcamiento. Kogoro y Mogi se ven obligados a regresar andando. Al reunirse con los demás, explican lo sucedido e informan de que Senma ha muerto.

Como notan que si se quedan en la mansión acabarán todos muertos, los detectives acuerdan en dividirse en dos grupos, uno de hombres y uno de mujeres, para buscar si hay alguien más en la mansión. Conan, Kogoro y Mogi suben a las habitaciones superiores y encuentran una sala con un piano. Entre sus teclas hay un viejo pergamino con el acertijo que le mencionó antes la grabación para encontrar el tesoro. Además, notan que del piano gotea luminol. Al apagar las luces, comprueban que en el piano hay escrito un mensaje con sangre sobre lo que ocurrió realmente hace miedo siglo.

Aki y Ran dormidas e inconscientes en el lavabo

Ikumi esconde los cuerpos inconscientes de Ran y Aki en los lavabos.

Entretanto, Ran e Ikumi se encuentran en el lavabo. Al salir al pasillo, Ran ve a Aki, la criada, tendida en el suelo e inconsciente. No le da tiempo a gritar, pues Ikumi la agarra por detrás y le pone en la boca un paño con somnífero, provocando que Ran se duerma. Acto seguido, procede a esconder a los cuerpos de Aki y de Ran en una de las letrinas del servicio. Cuando Ikumi sale del lavabo, se encuentra con Saguru, apuntándola con la pistola y diciéndole que el asesino, que se aseguró de no subirse al coche bomba, tiene que ser uno de los que se quedaron esperando en la mansión.

De repente, Kogoro y Mogi oyen un disparo abajo. Al bajar a la

Mogi y Kogoro encuentran el cadáver de Saguru Hakuba

Kogoro y Mogi hallan a Saguru muerto por herida de bala.

planta baja, se encuentran con el cadáver de Saguru, con una herida de bala en el corazón. Al oír unas pisadas, ambos detectives las siguen hasta llegar a la habitación del ordenador, en la que encuentran a Ikumi muerta. Mogi nota que en el pomo de la puerta hay un pincho automático que debía estar impregnado con el veneno que mató a la detective. En ese momento, el detective Mogi, saca la pistola y apunta hacia Kogoro, diciendo que ya que sólo quedan ellos dos, quién ha ideado todo sólo puede ser el detective durmiente, pues sabe que él mismo no ha sido. Con estas palabras, dispara a

Mogi dispara a Kogoro Mouri

Mogi dispara a Kogoro.

Kogoro en el pecho, que se desploma junto a la pared. Tras despedirse sarcásticamente de Kogoro, Mogi saca un cigarrillo, pero en el mismo momento en el que se lo pone en la boca, su sonrisa se convierte en un grito agónico. Segundos después, Harufumi Mogi cae al suelo, envenenado.

La trama pasa entonces al punto de vista del misterioso organizador, que ha estado observándolo todo desde una sala de vigilancia. El desconocido cree que no ha servido de nada idear la reunión, pues todos los detectives han muerto sin que ninguno de ellos resuelva el misterio. De repente, recibe un mensaje por ordenador:

“Ya he resuelto la clave de la habitación, y me gustaría decírselo personalmente. Venga al comedor.

El séptimo detective”

El organizador se dirige entonces al comedor, pero de que este muestre su rostro, una voz de niño le llama por su nombre: Furuyo Senma. La anciana detective descubre entonces que quien ha enviado el mensaje es Conan Edogawa. El joven detective le explica que sabe cómo falsificó su muerte: cuando Senma vio que Mogi y Kogoro estaban distraídos inspeccionando el puente, ésta se bajó del vehículo y se escondió en los arbustos próximos, esperando a la explosión. Después de confirmar que el coche en llamas caía por el precipicio, volvió a la mansión y se escondió en una sala desde la que espió a los otros detectives a través de las cámaras repartidas por toda la casa. Cómo consiguió Senma entonces ser elegida para ir en el coche? Pues enseñando a los demás una segunda moneda que llevaba escondida en la mano, puesta mostrando la cara.

Conan explicando sus deducciones a Senma

Conan explicando sus deducciones a Furuyo Senma.

Conan prosigue con sus deducciones, explicando que fue ella quién mató a Shukuzen Ogami. Impregnó todas las tazas de la cena con cianuro, justo en la parte de la unión superior entre el vaso y el asa, una zona que entra en contacto con la yema del pulgar cuando se coge la taza. Como sabía que los invitados se cambiarían de sitio, puso veneno en todas las tazas, pero sólo Ogami, con su manía de morderse las uñas, acabaría envenenado. Senma le recuerda entonces a Conan que todos limpiaron los cubiertos y las tazas antes de proseguir con la cena, a lo que Conan le responde que, como Ogami estaba en un principio compinchado con ella, se confió y acabó no tomando precauciones.

El plan de Senma, prosigue Conan, era matar a Ogami y fingir su propia muerte para que los detectives se vieran afectados psicológicamente para buscar el tesoro. Después, cuando encontrarán el tesoro, tenía pensado matarlos, tal y como hizo Renya Karasuma hace cuarenta años. Conan había sabido de los asesinatos perpetrados por Karasuma por el mensaje en sangre que había escrito en el piano, firmado por un tal Kiosuke Senma.

La anciana detective confiesa entonces que ese hombre era su padre, un conocido arqueólogo. La historia que ella había puesto en la grabación era en mayoría falsa, pues Renya Karasuma aún seguía vivo hace medio siglo. Karasuma deseaba encontrar el tesoro descrito por el acertijo, así que contrató a diversos sabios y detectives para que resolvieran el misterio por él. La codicia y la impaciencia lo consumían, y acabó obsesionándose por el tesoro, empezando a matar a aquellos hombres que estaban buscándolo. Una de sus víctimas fue Kiosuke Senma. De todos esos asesinatos provienen las manchas de sangre que hay por toda la mansión.

Conan y el reloj de la Mansión del Crepúsculo

Conan le revela a Senma que la respuesta al acertijo está en el reloj del salón.

Senma recibió una carta de su padre contándole todo, pero para entonces Karasuma ya había muerto y la mansión había pasado a otras manos. Entonces, contactó con el detective Ogami, que se interesó tanto por el tesoro que compró la mansión. A pesar de todo, ninguno de los dos dio con la respuesta al acertijo. Entonces, ambos idearon organizar una reunión de detectives para ver si alguno de ellos encontraba el tesoro. Senma, sin embargo, se dio cuenta que Ogami había encontrado el tesoro escondido y planeaba matar a los demás detectives durante la reunión para quedarse él solo con el botín. Finalmente, decidió asesinarlo para pagarle con la misma moneda y evitar así una masacre. Senma acaba su confesión lamentándose que, a pesar de haber matado a Ogami, la misma tragedia acaecida hace cuarenta años se ha repetido, y el acertijo sigue sin tener respuesta.

Conan entonces le revela que se equivoca, pues cree que el padre de Senma consiguió resolver la adivinanza. Acto seguido, se sube junto al reloj del salón, explicando la respuesta al acertijo.

<<La noche en la que los dos viajeros alzan la mirada al cielo, el Demonio desciende sobre palacio: el Rey huye con el tesoro entre sus manos, la Reina recoge sus lágrimas en un cáliz y suplica por su perdón, mientras que el Caballero tiñe su espada con su propia sangre>>.

Conan descubre que el reloj está hecho de oro

Al recoger el reloj caído, Conan se da cuenta de que está hecho de oro.

El primer verso se refiere a que hay que mover ambas agujas del reloj hasta que las dos apunten hacia las doce, mirando hacia arriba. El Rey, la Reina y el Caballero se refieren respectivamente a las figuras del naipe de la baraja francesa, mientras que el tesoro, el cáliz y la espada hacen referencia a los palos de diamantes, corazones y picas. Así pues, el acertijo se refiere a las cartas del rey de diamantes, la reina de corazones y el caballero de picas. Por último, sólo hay que fijarse hacia dónde miran estas cartas, izquierda o derecha, y mover las agujas según la misma dirección. Conan mueve primero la manecilla grande a la izquierda, la pequeña también a la izquierda y por último la grande a la derecha. El reloj se entonces se desprende de la pared y cae al suelo. Una abolladura muestra que está recubierto de oro por debajo de la pintura. Resulta que el tesoro era el reloj del salón.

Senma se entristece al darse cuenta que su padre perdió la vida por un reloj de oro, y le revela a Conan que, aunque se ha ganado que le diga cómo salir del lugar, lo cierto es que no hay ninguna salida si el puente está destruido. Ella pensaba pasar el resto de su vida en la mansión. En ese momento, llegan los otros cinco detectives al salón. Usando kétchup para imitar a la sangre, habían fingido todas sus muertes para que el misterioso organizador saliera a la luz. Cuando este viera que sólo quedaba Conan, un niño pequeño, había más posibilidades de que le dijera cómo salir de la mansión. Por supuesto, habían dormido a Aki y a Ran para que estás no corrieran peligro.

Saguru explica que no importa que estén aislados, porque la policía está en camino. En el coche que había al pie de la montaña estaba su abuela, preparada para avisar a la policía si su nieto le avisaba.  Mientras los demás investigaban, Saguro le había enviado un mensaje de auxilio con su halcón, Watson, que logró reconocer el coche gracias a la cruz blanca que había pintada en él.

Kaito Kid recoge a Furuyo Senma en brazos

Kid recoge a Senma en brazos después de que ésta se arrojara desde el helicóptero.

La Mansión del Crepúsculo con su secreto revelado

La Mansión del Crepúsculo resultó ser el verdadero tesoro, pues las paredes que caen revelan que estaba hecha por completo de oro.

Ya amaneciendo, un helicóptero policial llega a la mansión para rescatar a los invitados y detener a Senma. Cuando ya están volando, Senma abre la puerta de improviso y se lanza al vacío para suicidarse. Para sorpresa de todos, Kogoro se lanza tras ella, pero de repente un planeador se abre debajo de su ropa. Se revela entonces que Kogoro era Kid el Ladrón disfrazado, y ahora éste ha cogido a Senma en brazos. La anciana, al ver a Kid, le pide perdón por haber organizado aquella trampa en su nombre. Además, le revela que sabía de su identidad desde que la recogió en el coche, pues le constaba que Kogoro Mouri era un fumador empedernido y él no había tocado un solo cigarrillo en toda la velada. Kid admite que había venido en busca del tesoro de Karasuma, pero acaba de darse cuenta de que es un botín demasiado grande para que él pueda robarlo. Acto seguido, huye volando y deja a Senma atada al helicóptero.

Entretanto, los detectives observan, atónitos, que el reloj no era más que el mecanismo que dejaba a la vista el verdadero tesoro. Mientras los empiezan los créditos y suena la música del Ending 11: Start in my life, las paredes que se derrumban del caserón dejan ver que en realidad toda la Mansión del Crepúsculo estaba hecha de oro.

Kogoro amordazado en una gasolinera

El verdadero Kogoro había pasado la noche amordazado en la gasolinera.

El especial termina con una breve escena post-créditos. Ran interrumpe la fascinación de los detectives preguntando que, si su padre era Kid el Ladrón disfrazado, ¿dónde está entonces el verdadero? Se revela entonces que el auténtico Kogoro Mouri había pasado la noche amordazado junto con un encargado en la gasolinera en la que habían parado durante el viaje a la mansión. Quien había provocado el pinchazo del coche era Kid, que consiguió de este modo que Kogoro fuera a por un neumático de repuesto y cayera así en su trampa para suplantarle.

Curiosidades

  • Este es el primer episodio del siglo XXI.
  • Este es el segundo episodio en ser animado digitalmente.
    • El primer episodio en ser animado digitalmente fue el 96, ¡El detective acorralado! (Especial 2 horas). Más adelante, el episodio 263, Doble misterio en Osaka: Los luchadores de Naniwa y el castillo de Hideoshi (Especial 2 horas), fue el segundo en tener animación digital. A partir del episodio 284, Chinatown: Deja vu bajo la lluvia (1ª parte), el resto de episodios del anime pasa a animarse de forma digital hasta la actualidad.
  • En el comienzo del especial, April fool, el "Día de los Inocentes" anglosajón, está escrito erronéamente como A prill fool. El mismo error puede verse cuando el detective Konno lee la carta de aviso de Kaito Kid.
  • El argumento de la Reunión de detectives puede haber sido inspirado por la novela Diez negritos de Agatha Christie, en la que diez invitados quedan atrapados en una isla y van siendo asesinados uno a uno por un miembro del grupo. El truco utilizado por el asesino para evitar la sospecha es el mismo en ambas historias.
  • Cada uno de los detectives presentados en este episodio evoca a un famoso detective literario:
    • Furuyo Senma, una modesta anciana, evoca a Miss Marple de Agatha Christie.
    • Shukuzen Ogami, un hombre corpulento que ama la cocina, evoca a Nero Wolfe de Rex Stout.
    • Harufumi Mogi, un "tipo duro" inteligente, evoca a Philip Marlowe de Raymond Chandler.
    • Ikumi Soda, una criminóloga que se centra en las pruebas forenses, evoca al Doctor Thorndyke de R. Austin Freeman, aunque es mujer en lugar de hombre.
    • Saguru Hakuba, aunque fue presentado previamente en Magic Kaito, evoca probablemente a Sherlock Holmes. Uno de los rasgos más reconocibles es que su halcón se llama Watson.
  • Los vehículos mostrados en este episodio son un Mercedes-Benz E-Klasse [W210] plateado, un Blue Alfa Romeo GT 1300 Junior 3a serie [105.30] de 1971, un Ferrari F40 y un Porsche 911 Carrera [996] rojo.
  • Cuando Aki Ishihara da la bienvenida a los detectives invitados a la reunión, Ran le pregunta si se había invitado también a Shinichi Kudo. La criada le responde que sí, que estaba invitado, pero que le fue imposible contactar con él. También explica que Heiji Hattori era otro invitado, pero que no había podido venir porque tenía un examen muy importante.
  • En el comedor de la mansión se puede ver una réplica del cuadro La visita de la reina de Saba al rey Salomón de Lucas de Heere, aunque con orientación invertida. Es exactamente como la historia del rey Salomón: Renya Karasuma fue el hombre más rico y poderoso de todo Japón en su época, pero finalmente se convirtió en un demonio para su propio beneficio personal. Conan Edogawa, el mejor detective del mundo que había venido para resolver es enigma, también es como la Reina de Saba. La Mansión Dorada es luego modelada por el Templo Dorado de Salomón.
  • Prestando atención a las señales de la Mansión del Crepúsculo, es posible deducir en qué lugar de la vida real se encuentra: en las aisladas montañas de Prefectura de Shizuoka, a dos kilómetros de la presa Okuno.

Encuesta


Véase también

Organización de Negro
Alto rango El JefeRumGinVermouth
Otros agentes VodkaKir (infiltrada) • ChiantiKornBourbon (infiltrado)
Agentes fallecidos Akemi MiyanoTequilaPiscoAtsushi MiyanoElena MiyanoCalvadosRikumichi KusudaEthan Hondou (infiltrado) • Scotch (infiltrado)
Ex agentes Shiho Miyano/Sherry (Ai Haibara) • Shuichi Akai/Dai Moroboshi/Rye (infiltrado) • Ki'ichiro Numabuchi
Agentes no canónicos Yoshiaki Hara (solo películas) • Irish (solo películas) • Masaaki Okakura (solo películas) • Arrack (solo Special Manga) • Generic (solo Special Manga) • Blackbeard (solo Special Manga) • Antonio Gomez (solo serie educativa Shogakukan) • Kate Lauren (solo videojuegos) • Curaçao (solo películas) • Stout (solo películas) • Aquavit (solo películas) • Riesling (solo películas) • Pinga (solo películas)
Artículos relacionados Organización de Negro/HistoriaOrganización de Negro/Otros DatosAPTX 4869Nanatsu no KoAkai con CicatrizLista de personajes relacionados con la Organización de NegroSuguru ItakuraCaso de hace 17 años
Manga El Sherlock Holmes de los años 90 (1) • El robo de un billón de yenes (13 · 14 · 15 · 16) • La bomba en el Tren Bala (33 · 34 · 35) • El caso de la convención de videojuegos (114 · 115 · 116) • El caso del hermano mayor desaparecido (176 · 177 · 178) • El caso del profesor asesinado (179 · 180) • Asesinato en el Hotel (238 · 239 · 240 · 241 · 242) • El secuestro del autobús (287 · 288 · 289) • Kaito Kid y el asesinato (299 · 300 · 301 · 302) • El mensaje en el ascensor (340) • Golden Apple (350 · 351 · 352 · 353 · 354) • Huellas oscuras (377 · 378 · 379) • Encuentro con Vodka (383) • Cuatro Porsches (420 · 421 · 422) • Asesinato en el cuarto de baño (423 · 424) • El caso de la fiesta de Halloween (429 · 430 · 431 · 432 · 433 · 434) • Organización de Negro vs. FBI (501 · 502 · 503 · 504) • El caso de la tarea misteriosa (554 · 555) • El traslado de Kir (599 · 600 · 601 · 602 · 603 · 604) • El extranjero sospechoso (609) • Terrorista en los Grandes Almacenes (700 · 701 · 702 · 703 · 704) • Cliente a distancia (796 · 797 · 798 · 799 · 800) • El Tren del Misterio (818 · 819 · 820 · 821 · 822 · 823 · 824) • Cita de tenis (825 · 826 · 827) • Un santuario para recordar (851 · 852) • La profesora asaltada (891 · 892 · 893) • Enfrentamiento Escarlata (894 · 895 · 896 · 897 · 898) • Asesinato en la banda de chicas (936 · 937) • El asesinato del Detective del Alma (951 · 952 · 953) • Una canción llamada ASACA (954 · 955 · 956 · 957) • La desaparición de Maria Higashio (1006 · 1007 · 1008)
Anime Asesinato en la montaña rusa (1) • Asesinato en el salón de juegos (54) • El robo del millón de yenes de la Organización de Negro (128) • La chica que vino de la Organización de Negro/El asesinato del profesor de universidad (Especial 2 horas) (129) • Reunión con la Organización de Negro (176 · 177 · 178) • ¡Reunión de detectives! Shinichi Kudo vs. Kaito Kid (Especial 2 horas) (219) • El pasajero misterioso (230 · 231) • Oculto, con prisas y abreviado (272) • Shinichi Kudo en Nueva York (286 · 287 · 288) • Tras la pista de un testimonio silencioso (307 · 308) • Contacto con la Organización de Negro (309 · 310 · 311) • Cuatro Porsches (338 · 339) • El secreto del cuarto de baño (340 · 341) • Frente a frente con la Organización de Negro: Misterio doble en una noche de luna llena (Especial 2 horas y media) (345) • ¡Impacto Negro! Cuando las manos de la Organización te alcanzan (Especial 2 horas y media) (425) • La Sombra de la Organización de Negro (462 · 463 · 464 · 465) • Choque entre lo Rojo y lo Negro (491 · 492 · 493 · 494 · 495 · 496 · 497 · 498 · 499 · 500 · 501 · 502 · 503 · 504) • La crisis del presagio rojo (578 · 579 · 580 · 581) • La Noche de los Detectives (671 · 672 · 673 · 674) • El Tren Misterioso de Negro Azabache (701 · 702 · 703 · 704) • Conan en el cuarto cerrado (705 · 706) • Los recuerdos de Jodie y la trampa óptica de las flores del cerezo (Especial 1 hora) (734) • El Retorno Escarlata (779 · 780 · 781 · 782 · 783) • La sombra sigilosa sobre Amuro (813) (Original del anime) • La banda de chicas con mala relación (836 · 837) • El caso del Detective del Alma (863 · 864) • El escenario de la traición (866 · 867) • ¡En busca de Maria! (941 · 942)
Películas y especiales Detective Conan 5: Cuenta regresiva al cielo (Película) • Detective Conan 8: El mago del cielo plateado (Película) • Historia Negra (Especial de TV) • Detective Conan 13: El perseguidor negro (Película) • ¡El retorno de Shinichi Kudo! Confrontación con la Organización de Negro (Live action)• Detective Conan 20: La pesadilla de negro puro (Película) • Detective Conan 22: Zero el Ejecutor (Película)
Special Manga El deseo puesto en la naveLa Organización de Negro... reveladaProtege al transatlántico de lujo del virus
Videojuegos Detective Conan: La Gran Deducción de Tres Personas (PlayStation)
Advertisement