Detective Conan Wiki
Advertisement
El caso de asesinato del amante de las grullas
Episodio 87
Título
Kanji 鶴の恩返し殺人事件
Romaji Tsuru no Ongaeshi Satsujin Jiken
Inglés For the Birds
Español El asesinato del amante de las grullas
Latino Asesinato en el campo de grullas
Estrenos
Estreno Japonés 19 de enero de 1998
Estreno Inglés Desconocido
Estreno Español 4 de abril de 2006
Estreno Latino Desconocido
Staff
Director Kenji Kodama
Guionista Takeo OhnoKenji Kodama
Ilustrador Kenji Kodama
Director de Episodio Yasuichiro Yamamoto
Director de Animación Keiko Sasaki
Información
Destacado 30px-Estrella.png

Temporada Cuarta
Personajes no Debut Conan Edogawa
Ran Mouri
Kogoro Mouri
Personajes Debut Shuzo Machida
Tamotsu Machida
Hiroshi Machida
Noriko Machida
Tatsuo Yamagami
Detective Ezomatsu
Señora Machida
Caso resuelto por Kogoro (por Conan)
Siguiente pista de Conan Proyector
Adaptado de Original del anime
Música
Opening Nazo
Ending Negaigoto Hitotsu Dake
Cronología
Anterior Encontremos el lugar del secuestro
Número 087
Siguiente El asesinato en el castillo de Drácula (1ª parte)

El asesinato del amante de las grullas es el episodio #087 de Detective Conan. En este capítulo Conan, Ran y Kogoro se alojan en la casa de un conservador de grullas de Hokkaido. Con él vive su hermano, y tambíen han venido de visita sus dos hijos, molestos por la herencia. Esa misma tarde, el naturalista es asesinado.

Sinopsis[]

Conan, Ran y Kogoro han viajado a Hokkaido, al norte de Japón, para admirar las grullas autóctonas que viven allí. En una cabaña de observación se encuentran con Shuzo Machida, un hombre que se encarga de alimentar y proteger las aves protegidas. Como gratitud a Conan y Ran por haberle ayudado a dar de comer a las grullas, el señor Machida invita a los tres a su casa.

Una vez allí, el señor Machida les explica que vive solo desde que murió su esposa hace cinco años. Sin embargo, desde hace diez días su hermano, Tamotsu Machida, un artista sin éxito, se ha venido a vivir con él. Conan se fija en que hay dos cristales dobles puestos en un rincón del salón, a lo que el señor Machida responde que los cambiará por los cristales oscuros que tiene puestos en la casa. Los cristales oscuros los trasladará a la cabaña de observación y así facilitará la contemplación de las grullas para los visitantes.

Discusión entre los miembros de la familia Machida

Los hijos de Shuzo le recriminan a su padre que done toda su herencia a la conservación de grullas.

Justo después de esta explicación llegan a la casa los hijos de Shuzo Machida: Hiroshi Machida y Noriko Machida. Se acaban de enterar de que su padre planea donar la finca entera para la protección de las grullas, algo de lo que no están nada de acuerdo. Tamotsu le dice a su hermano de que los ha llamado porque hablando en persona se solucionan mejor los problemas. Shuzo se enfurruña y sale afuera, asegurando que esa misma tarde, a las cinco, vendrá el abogado que formalice la donación del terreno.

Conan, Ran, Kogoro y Tamotsu lo siguen y ven cómo Shuzo va al corral a alimentar una grulla enferma. Mientras tanto, Tamotsu les explica que cuando murió su cuñada, la Señora Machida, Shuzo les entregó a sus hijos cada parte de su herencia, pero parece que ya se lo han gastado todo. De repente, Hiroshi aparece y coge una ballesta descargada, como si apuntara a la espalda de su padre. Kogoro le llama la atención, pero el hombre se desentiende y se va andando del sitio.

Conan, Ran y Kogoro en los baños de los Machida

Conan, Ran y Kogoro en los baños termales de la finca Machida.

Más tarde, Conan, Ran y su padre van a los baños termales de la parcela, y Tamotsu se ausenta diciendo que se va a dibujar las grullas. Mientras Conan va a buscar las bebidas, ve a los dos hijos del señor Machida discutiendo en un claro del bosque. A las cinco, cuando ya anochece en Hokkaido, los tres se disponen a volver a la casa. Mientras Ran intenta reanimar a Kogoro, que se ha quedado demasiado tiempo en el agua caliente, el joven detective ve a Hiroshi Machida saliendo de la casa en coche. Poco después, Tamotsu los viene a buscar y les enseña los dibujos que ha hecho, aunque Conan nota algo raro en ellos.

Shuzo Machida asesinado

Al mirar por la ventana rota, Tamotsu y Tatsuo ven a Shuzo asesinado, con una flecha clavada en el pecho.

Tras invitarlos a cenar, Tamotsu se adelanta para recibir al abogado, Tatsuo Yamagami, que ha llegado en coche. Al acercarse a la casa, ambos notan que uno de los cristales de la ventana está roto, y cuando se asoman descubren a Shuzo Machida muerto, con una flecha clavada en el pecho. Tamotsu pide a su hermana que vaya a buscar a Hiroshi y al abogado que llame a la policía.

Minutos después, cuando llega Kogoro, Tamotsu explica que la habitación y las ventanas estaban cerradas en ese momento. Todas las tardes, Shuzo tenía por costumbre sentarse en ese salón y ver vídeos de su difunda esposa cuidando de las grullas. Los cristales ahumados de las ventanas eran porque a Shuzo no le gustaba que nadie le viera emocionado. Entretanto, Conan inspecciona la habitación, detectando un extraño rasguño en los cristales transparentes que el señor Machida iba a cambiar. Además, los cristales rotos caídos de la ventana están extrañamente alineados junto a una extraña marca en el parqué. En el hogar de fuego, hay un taco de madera sin quemar entre la ceniza.

Pronto llega a la casa el Detective Ezomatsu, de la Policía de la Prefectura de Hokkaido. Hiroshi Machida, que ha vuelto después de la llamada de su hermana, admite que fue él quien disparó por la grieta de la ventana con una ballesta, pero no intentaba darle a Shuzo, sino a la grulla disecada para asustar a su padre. Lamentablemente, sin saber cómo, la flecha se desvió y rompió la ventana, dándole al corazón del hombre. Noriko afirma que Tamotsu les dijo que si asustaban a Shuzo probablemente cambiaría de parecer sobre la herencia. Mientras Tamotsu habla, Conan se fija en que lleva una pluma en el bolsillo de los tejanos. El pequeño detective se sube al tejado para buscar más pruebas y en la chimenea encuentra la prueba definitiva: un filo hilo que brilla al iluminarse con la linterna. Con todo lo necesario, Conan vuelve al salón para dormir a Kogoro y explicar sus deducciones.

Montaje con la ballesta preparado por Tamotsu Machida

Conan explica a través de Kogoro el montaje que preparó el asesino para matar a Shuzo Machida.

Hiroshi no fue en realidad quien asesinó a su padre. Cuando disparó la ballesta, uno de los cristales de refuerzo estaba apoyado a la ventana desde dentro, de modo que cuando los cristales se rompieron, cayeron resbalando por el panel de refuerzo, quedando alineados en el suelo. El rasguño que hay en uno de los cristales de refuerzo es prueba de que la flecha alcanzó el panel porque éste estaba apoyado en la ventana. Lo que mató a Shuzo Machida fue otra ballesta colocada en la chimenea, ése es el motivo de por qué no hay ceniza en el hogar de fuego. El gatillo fue atado con un taco de madera y una goma elástica unida a un hilo, de modo que el asesino sólo tuvo que subirse al tejado, mirar a la víctima por la ventana y tirar del hilo en el momento propicio para disparar la ballesta.

Tamotsu Machida confiesa su crimen

Tamotsu Machida confiesa haber asesinado a su hermano.

El asesino es el hermano de Shuzo, Tamotsu Machida. Para empezar, Tamotsu empujó a su hermana y al abogado afuera de la sala cuando encontraron a Shuzo muerto. Lo hizo para que no se fijaran en los detalles, especialmente en el panel transparente apoyado en la ventana. Tamotsu asegura que durante todo ese tiempo estuvo fuera, dibujando grullas, pero Kogoro el durmiente le dice que los dibujos que hizo están mal: las grullas nunca tienen la cola negra, son las plumas de las alas que pueden ser negras. Probablemente hizo los dibujos días antes, y antes les enseñó un cuaderno vacío para que creyeran que aún no había hecho nada. Pero la prueba definitiva es la pluma marrón que lleva en el bolsillo: es una pluma de tórtola, la tórtola que había anidado en el nido de la chimenea. Con esto, Tamotsu se confiesa y comenta que por fin entiende por qué su hermano le decía que no tenía un buen sentido de la observación.

Días más tarde, cuando Conan, Ran y Kogoro regresan a la agencia de Tokio, los tres leen que la finca de Shuzo Machida ha sido donada a una fundación que Hiroshi y Noriko han creado para la conservación de las grullas. Parece que al final los hijos de Machida decidieron seguir con la labor que tanto gustó a su padre.

Curiosidades[]

  • El título original de este episodio hace referencia a un cuento popular japonés, 鶴の恩返し (Tsuru no Ongaeshi), que podría traducirse como El favor de la grulla. La historia trata sobre un joven que rescata una grulla después de haber sido atacada por unos cazadores. La grulla agradece al hombre su amabilidad transformándose en una mujer, convirtiéndose en su esposa y creando unos hermosos vestidos de plumas que el hombre vende.

Encuesta[]

Advertisement