Detective Conan Wiki
Advertisement
El caso de asesinato en el refugio de montaña (1ª parte)
Episodio 84
Título
Kanji スキーロッジ殺人事件
Romaji Sukii Rojji Satsujin Jiken
Inglés Massacre Night Part 1
Español El asesinato en el refugio de la nieve (1ª parte)
Latino Muerte en el refugio de esquiadores (1ª parte)
Estrenos
Estreno Japonés 8 de diciembre de 1997
Estreno Inglés Desconocido
Estreno Español 30 de marzo de 2006
Estreno Latino Desconocido
Staff
Director Kenji Kodama
Guionista Kazuo Nogami
Ilustrador Kazuo Nogami
Director de Episodio Kazuo Nogami
Director de Animación Izumi Shimura
Información
Destacado 30px-Estrella.png

Temporada Cuarta
Personajes no Debut Conan Edogawa
Ran Mouri
Sonoko Suzuki
Hiroshi Agasa
Shinichi Kudo (Flashback)
Personajes Debut Akiko Yonehara
Kohei Shimoda
Ryuichi Sakai
Minori Nakamura
Sugiyama
Atsushi Mori
Minako Mochizuki
Caso resuelto por Ran (por Shinichi)
Siguiente pista de Conan Pelo
Adaptado de Capítulo #139 - Capítulo #140 - Capítulo #141 - Capítulo #142 - Capítulo #143
Música
Opening Nazo
Ending Negaigoto Hitotsu Dake
Cronología
Anterior El asesinato en el Hospital General
Número 084
Siguiente El asesinato en el refugio de la nieve (2ª parte)

El asesinato en el refugio de la nieve (1ª parte) es el episodio #084 de Detective Conan. En este capítulo Conan, Ran, Sonoko y un grupo de profesores quedan atrapados en un refugio de montaña en el que empiezan a cometerse asesinatos.

Sinopsis[]

Conan, Ran, Sonoko y los ex profesores

Conan, Ran y Sonoko coinciden con unos antiguos profesores de primaria en la estación de esquí.

Conan, Ran y Sonoko han ido a una estación de esquí a pasar el fin de semana. Allí se encuentran con Akiko Yonehara, una antigua profesora que les dio clase cuando iban a la Escuela Primaria Teitan. Ahora enseña en la Escuela Haido, y se ha traído a esquiar varios compañeros de trabajo, también profesores del mismo centro: Kohei Shimoda, Ryuichi Sakai y Minori Nakamura. Para celebrar el encuentro, Akiko invita a Conan, Ran y Sonoko a que cenen con ellos en un refugio que han alquilado.

Al caer la noche, el grupo se dirige en coche hacia el lugar. Por el camino se cruzan con uno de los vecinos de la zona, que les recomienda que den media vuelta, pues parece que va a desatarse una tormenta de nieve. Los inquilinos hacen caso omiso y llegan al refugio, donde descubren que Sugiyama, otro profesor que había quedado con ellos, aún no ha llegado. Pocos minutos después llaman al timbre, pero no es Sugiyama, sino un extraño hombre llamado Atsushi Mori, que dice ser periodista. Les cuenta que le habían dado un chivatazo de que iba a pasar algo en el refugio esa noche, algo parecido a la tragedia que ocurrió allí hace tres años. Como lo ha alcanzado la ventisca, pide a los profesores que le dejen alojarse en la cabaña.

Un desconocido intenta estrangular a Sonoko

Un desconocido intenta estrangular a Sonoko después de que ésta encuentre a Akiko inconsciente.

Viendo que a causa de la tormenta de nieve tendrán que pasar la noche en el refugio, los huéspedes acuerdan dividirse las tareas para preparar la cena. A Ran y a Conan les toca ayudar a Minori en la cocina, pero cuando van allí ven que no hay nadie. De repente, oyen un grito proveniente de los dormitorios. Cuando Conan y Ran van a mirar, se encuentran con Akiko y Sonoko inconscientes junto con la ventana abierta, una cuerda y un pañuelo. Todo apunta a que el atacante las durmió con el paño impregnado de cloroformo y después intentó estrangular a Sonoko. Lo más extraño son las marcas que llevan las víctimas en la mano derecha, están escritas con pintalabios y son las sílabas mi y na. Mori, el periodista, cree que se refieren a las primeras sílabas en japonés de la frase Masacre nocturna. Conan sale un momento por la ventana y ve que las huellas que hizo el asaltante al huir regresan a la entrada de la casa, de modo que el desconocido sigue en el refugio.

Shimoda se da cuenta de que Sugiyama está muerto

Sugiyama, que parecía que había llamado al timbre, está muerto.

La cena ya está lista, pero Ran no viene porque quiere quedarse con Sonoko, que sigue dormida. Conan aprovecha para ausentarse y llamar al profesor Agasa con el Teléfono auricular, pidiéndole que busque información sobre lo que ocurrió en ese refugio hace tres años. Nada más colgar el aparato, el timbre del refugio vuelve a sonar. El grupo abre la puerta y descubre con horror el cadáver congelado de Sugiyama, apoyado de pie sobre el timbre. El rigor mortis del cuerpo indica que lleva unas nueve horas muerto. Akiko propone llamar a la policía, pero desde la central les dicen que no podrán llegar hasta la mañana siguiente; la tormenta de nieve bloquea los accesos.

Conan nota que el cadáver de Sugiyama lleva una marca de cuerda en el cuello, así que probablemente fue asesinado por estrangulamiento. Además, el cuerpo lleva otra marca en la mano: la sílaba ko. Si se junta con las sílabas mi y na que llevaban Akiko y Sonoko, se obtiene el nombre Minako. Al oírlo, Kohei Shimoda se estremece y sale corriendo hacia la planta de arriba, gritando “¡Yo no tuve nada que ver! ¡Yo no tuve nada que ver!”. Minori intenta hablar con él, pero se ha encerrado en su habitación.

Conan buscando pistas por el refugio

Conan se da cuenta de que hay un hueco en la nieve de la baranda.

Entretanto, Conan sale a inspeccionar la entrada, donde nota que en una de las barandas hay un hoyo en la nieve, como si alguien se hubiera subido a ella. Además, en dos de las vigas de madera del porche hay unos extraños cortes horizontales. Pronto, Conan recibe la llamada de respuesta del profesor Agasa, que ya ha encontrado lo que Conan le pidió.

Hiroshi le explica que hace tres años una alumna de la Escuela Haido fue encontrada ahorcada en el refugio. Se barajó que se hubiera suicidado por el estrés de los exámenes, algo que hizo pasar bastante mal a una profesora cuyo nombre no se menciona en el archivo. El nombre de la alumna era Minako Mochizuki. De repente, la llamada es interrumpida por Ran, que se extraña al oír la voz del profesor pronunciando el nombre de Shinichi. Sin embargo, a Conan no le da tiempo a dar explicaciones, pues de repente suena un grito de mujer proveniente de la primera planta del refugio. De este modo, termina la primera parte del caso.

Curiosidades[]

Encuesta[]

Advertisement