Detective Conan Wiki
Advertisement
El caso de asesinato en la cita de Kogoro
Episodio 95
Título
Kanji 小五郎のデート殺人事件
Romaji Kogorō no Deeto Satsujin Jiken
Inglés Richard's Deadly Date
Español El asesinato en una cita de Kogoro
Latino Cita con la muerte
Estrenos
Estreno Japonés 16 de marzo de 1998
Estreno Inglés Desconocido
Estreno Español 14 de abril de 2006
Estreno Latino Desconocido
Staff
Director Kenji Kodama
Guionista Junichi Nishida
Ilustrador Kazunari Kouchi
Director de Episodio Hirohito Ochi
Director de Animación Izumi Shimura
Información
Temporada Cuarta
Personajes no Debut Conan Edogawa
Ran Mouri
Kogoro Mouri
Juzo Megure
Wataru Takagi
Ayumi Yoshida
Mitsuhiko Tsubaraya
Genta Kojima
Personajes Debut Ninguno
Caso resuelto por Kogoro Mouri (por Conan Edogawa)
Siguiente pista de Conan Caramelo
Adaptado de Original del anime
Música
Opening Nazo
Ending Kimi ga inai Natsu
Cronología
Anterior El asesinato de la legendaria mujer de nieve
Número 095
Siguiente ¡El detective acorralado! (Especial 2 horas)


El asesinato en una cita de Kogoro es el episodio #095 de Detective Conan. En este capítulo, una cita de Kogoro con una conocida se convierte en un caso de asesinato en el que la principal sospechosa es la misma acompañante del detective.

Sinopsis[]

Kogoro se ha ido de copas con un amigo al que no veía desde hace diez años, sin darse cuenta de que se ha dejado el reloj, el mechero y su cartera en su casa. Volviendo medio dormido a Beika, Kogoro se encuentra con Sachiko Shimamura, una chica a la que había visto varias veces en el café Poirot, al lado de la Agencia Mouri. Sachiko, que cuando Kogoro la encontró estaba removiendo enseres en su coche, invita al detective a tomar algo con ella.

Kazumi Takenaka asesinada

Kazumi Takenaka, compañera de piso de Sachiko, ha sido asesinada.

Después de unas dos horas, los dos regresan al apartamento de Sachiko, pero se encuentran con la puerta abierta. Adentro descubren a Kazumi Takenaka, compañera de piso de Sachiko, con un puñal clavado en el pecho. Kogoro llama a la policía y pronto se presentan en el edificio el inspector Megure y el detective Takagi, acompañados por varios policías del departamento de investigación. También han venido Ran y Conan, que quisieron venir después de que Kogoro les contara lo ocurrido.

Parece que todo apunta a que un ladrón entró en el apartamento y sorprendió a Kazumi, a la que apuñaló. La ventana entreabierta del balcón parece indicar que el ladrón escapó por ahí. A pesar de ello, a Conan y a Megure les extraña que cuando Kogoro se encontró con Sachiko, ésta estuviera con el coche detrás del instituto Teitan. Sachiko responde que trabaja en una pequeña empresa de importación, y no podía aparcar en el aparcamiento del edificio porque es demasiado pequeño. En el apartamento también hay un paquete dirigido a Sachiko, que ella dice que no estaba cuando fue a ver a Kazumi horas antes. El inspector decide dejar la investigación ahí y contactar con Sachiko al día siguiente.

Ya cenando en casa, Ran le pregunta a su padre de qué estuvo hablando durante media hora con Sachiko, cuando estuvieron en el puente de la bahía de Tokio. Kogoro entonces confiesa que charlaron por una media hora, pero que él se quedó dormido, de modo que Sachiko tuvo que despertarle para volver a casa. Conan se pone a calcular horas, pero incluso así la coartada de Sachiko sigue siendo perfecta, a las nueve de la noche estaba con Kogoro. Sin embargo, más tarde en el colegio Teitan, después de oír una broma de Mitsuhiko diciendo que Genta quiere dar otra vuelta completa”, se le ocurre a Conan que como Kogoro se durmió un rato en el metro, es posible que el tren diera una vuelta completa a la línea sin que él se diera cuenta. De ese modo, Kogoro se habría apeado en Beika a las 8:45 PM, en lugar de las 7:45 PM como él pensaba.

Conan calcula el tiempo que tardó Kogoro en encontrarse con Sachiko

Conan calcula el tiempo que tardó Kogoro en encontrarse con Sachiko.

Para intentar averiguar lo que le pasó a Kogoro mientras dormía en el tren, él, Ran y Conan se suben a la línea a la misma hora y a la misma estación que la noche anterior. Cuando están a la altura de la parada más lejana a Beika, unos niños que se suben al tren se ponen a reír al ver a Kogoro. Ran les pregunta el motivo, y ellos explican que la noche anterior vieron a Kogoro durmiendo con la boca abierta y decidieron gastarle una broma echándole un caramelo a la boca. Eso fue, según ellos, alrededor de las 8:00 PM. Con ello, puede calcularse el horario que siguió Kogoro desde entonces: se encontró con Sachiko a las 9:00 PM, llegaron a la bahía de Tokio a las 9:30 PM, estuvieron hablando hasta las 10:00 PM, cuando él se durmió; y se despertó a las 10:10 PM.

Kogoro comprende entonces que Sachiko atrasó el reloj de su coche para evitar sospechas. Sachiko debió matar a Kazumi poco antes de encontrarse con él. Probablemente, para simular que había sido asesinada al despertarse por un robo, Sachiko despertó a su compañera haciendo ruido y la apuñaló en cuanto se hubo desvelado. Más tarde, durante la cita, mientras Kogoro dormía, Sachiko volvió a manipular el reloj de su coche para hacerle pensar al detective que había dormido más de lo que creía.

Más tarde, de nuevo en el apartamento de Sachiko y Kazumi, Kogoro le explica a Megure lo descubierto en el tren. Sin embargo, como Kogoro empieza a cometer fallos, Conan tiene que dormirlo otra vez para resolver el caso correctamente. Los hechos comienzan a las 8:30 PM. Un repartidor que trae un paquete llama al apartamento de Sachiko y Kazumi. Como Kazumi está sola en el piso, es ella quien abre y firma el formulario de entrega con un bolígrafo de Sachiko casi gastado. Tras despedirse del cartero, Kazumi deja el bolígrafo en la mesa de la cocina y se va a dormir. Veinte minutos más tarde, Sachiko llega al apartamento y asesina a Kazumi lanzándole un puñal. La caída de Kazumi al suelo provoca también que el bolígrafo se caiga junto a ella, algo que hace que Sachiko recoja el objeto por acto reflejo. Más tarde, cuando Kogoro se subió al coche de Sachiko, se le cayó a él también el bolígrafo, y él se acabó llevando, por equivocación, el bolígrafo de de Sachiko, que se había caído al remover su chaqueta.

Sachiko Shimamura confiesa el crimen

Sachiko confiesa haber asesinado a Kazumi.

Efectivamente, los del departamento de investigación encontraron en el bolígrafo las huellas dactilares de Sachiko, las de Kazumi, las de Kogoro e incluso las del repartidor, que al comprobar el recambio de tinta del bolígrafo, también las había dejado ahí. Sachiko confiesa entonces que mató a Kazumi porque la estaba chantajeando. Hacía un año que Sachiko estaba comerciando con artículos ilegales en su empresa, y Kazumi acabó descubriéndola. Kazumi le dijo que si no le pagaba a ella, haría lo imposible para impedir que Sachiko consiguiera cualquier préstamo bancario. Después del asesinato de Kazumi, como vio a Kogoro ebrio y confuso, Sachiko decidió aprovecharse de él para crear una coartada que impidiera inculparla. La chica termina su confesión diciendo que siente haber causado tantos problemas a Kogoro.

Minutos más tarde, cuando la policía se lleva a Sachiko detenida, Conan le pregunta por qué ella no mató a Kogoro mientras dormía. Sachiko, mirando tímidamente a Kogoro, responde que no tenía ningún motivo para hacerlo.

Curiosidades[]

  • El coche de Sachiko Shimamura es un Mitsubishi Libero Monte [CB5W] rojo.

Encuesta[]

Advertisement