Detective Conan Wiki
Advertisement
El caso del sospechoso de robo hospitalizado
Episodio 91
Título
Kanji 強盗犯人入院事件
Romaji Gōtō Hannin Nyūin Jiken
Inglés Hospital Homicide
Español El ladrón hospitalizado
Latino Asesinato en el hospital
Estrenos
Estreno Japonés 16 de febrero de 1998
Estreno Inglés Desconocido
Estreno Español 10 de abril de 2006
Estreno Latino Desconocido
Staff
Director Kenji Kodama
Guionista Yoshio Suzuki
Ilustrador Shunsuke Ozawa
Director de Episodio Yasuchiro Yamamoto
Director de Animación Keiko Sasaki
Información
Temporada Cuarta
Personajes no Debut Kogoro Mouri
Ran Mouri
Conan Edogawa
Ayumi Yoshida
Genta Kojima
Mitsuhiko Tsubaraya
Juzo Megure
Wataru Takagi
Yoko Okino
Personajes Debut Ninguno
Caso resuelto por Conan Edogawa
Siguiente pista de Conan Bizcochos de crema
Adaptado de Capítulo 166
Música
Opening Nazo
Ending Kimi ga inai Natsu
Cronología
Anterior El asesinato del perfume de flores
Número 091
Siguiente Terror en la montaña (1ª parte)


El ladrón hospitalizado es el episodio #091 de Detective Conan. En este capítulo Kogoro vuelve a ser hospitalizado, y sin saberlo comparte habitación con un atracador de banco encubierto.

Sinopsis[]

Goemon Akabane en el hospital

Uno de los compañeros de habitación de Kogoro es parco en palabras.

Al apresurarse para ir a un concierto de Yoko Okino al que va tarde, Kogoro se cae por las escaleras de su agencia y se rompe una pierna. En el hospital, el padre de Ran comparte habitación con un anciano llamado Daizaburo Sekiguchi y un extraño hombre antipático de pocas palabras. Durante una visita de Conan y los niños de la Liga Juvenil de Detectives también viene Yoshio Sekiguchi, el hijo de Daizaburo. Mientras Yoshio le da a su padre su medicina, éste le pregunta por su nieta Yumiko, que hace tiempo que no viene a verle. La conversación pasa después a un atraco que ocurrió hace unos días en el banco en el que trabaja Yoshio. Daizaburo le dice a su hijo que le explique el golpe a Kogoro, ya que siendo detective a lo mejor descubre alguna pista. Sin embargo, Yoshio asegura que no vio nada porque estuvo todo el rato escondido bajo una mesa, y se despide cuanto antes para evitar dar más explicaciones.

Saliendo al pasillo Yoshio se encuentra con el detective Takagi, que quiere interrogarle sobre el compañero de habitación de su padre. Nervioso, Yoshio responde que es la primera vez que le ve y que no sabe nada sobre él y, excusándose, se despide cuanto antes del policía. Entretanto, los niños y Kogoro discuten sobre qué pueden estar haciendo los atracadores con todo el dinero robado. Al preguntarle su opinión a Daizaburo, Kogoro descubre sorprendido que el anciano se acaba de dormir. Para que los niños no hagan más ruido, Kogoro los manda a pedir que traigan una silla de ruedas para ir a la sala de estar del hospital.

Un atracador chantajea a Yoshio Sekiguchi

Uno de los atracadores chantajea a Yoshio para que mate al cómplice que está hospitalizado junto a su padre.

Mientras Conan y sus amigos bajan a recepción, Yoshio se reúne en un rincón apartado del edificio con un hombre que le entrega una pistola. Éste le amenaza diciendo que si quiere volver a ver a su hija Yumiko, deberá matar al hombre que está ingresado junto a su padre. Le dice que tiene tiempo hasta las que terminen los efectos del somnífero que le ha dado a su padre. Además, hasta las tres y media no volverá el detective Mouri a la habitación, pues el hombre ha escuchado a través de un micrófono escondido bajo la cama que Kogoro irá abajo a ver el concierto de Yoko Okino por la televisión.

En esos mismos momentos, en uno de los lavabos del hospital están hablando Wataru Takagi y el inspector Megure. Según Takagi, las huellas dactilares encontradas en el coche que utilizaron los atracadores del banco coinciden con las de Goemon Akabane, el hombre que comparte habitación con Daizaburo Sekiguchi y Kogoro Mouri. Por lo visto, sus compinches no lo rescataron del accidente que tuvieron porque pensaban que había muerto y ya no podría decir nada sobre el robo. Yoshio, que entra al lavabo mientras hablan, intenta confesar la trama en la que se encuentra envuelto a uno de los policías, pero este resulta ser uno de los atracadores que tomaron parte en el robo, que lo amenaza de muerte por si se le ocurre decir algo al inspector.

Conan noquea a los atracadores del banco

Conan derriba a los chantajistas a balonazos.

Son las 3:24 PM, y Yoshio está cada vez más nervioso, pues le han dado tiempo hasta las 3:30 PM y no se atreve a matar a Goemon. De repente, un niño sentado a su lado le dice disimuladamente que sabe todo lo que le han pedido hacer. Se trata de Conan, que ha sabido que lleva un arma en la caja de bizcochos porque eso contradice el hecho que su padre sea diabético. Además, ha visto a varios hombres utilizar el móvil en el hospital, algo prohibido, y ha detectado una mujer en la terraza del centro comercial de al lado, que no para de vigilar las ventanas del edificio con unos prismáticos. Conan le asegura que, aunque haga lo que le pidan los atracadores, éstos dejarán que la policía lo arreste y cargue con toda la culpa del robo.

Viendo que sólo quedan tres minutos para la hora límite, Conan le quita la caja de bizcochos a Yoshio y finge ser un niño que se sorpende por encontrar una pistola en su interior. Esto pone en guardia y delata a tres de los atracadores que vigilan a Yoshio, a los que Conan noquea disparando somnífero y balonazos. Gracias a las Zapatillas de Alta Intensidad, Conan logra chutar el balón hasta la terraza del centro comercial de al lado, derribando a la atracadora que vigilaba a Yumiko, la hija de Yoshio.

Con los atracadores ya inconscientes, pronto regresan al hospital Mitsuhiko, Ayumi y Genta con Yumiko. Conan les había pedido ir al centro comercial para decirle textualmente a la mujer que vigilaba a Yumiko que liberara a la niña porque les habían descubierto. Yoshio se abraza desconsolado a su hija, mientras Conan le explica que cuente todo al inspector Megure y así se arreglará la trama en la que se ha metido. Poco después llega Ran al hospital para visitar a Kogoro, al que encuentra, para no variar, dándolo todo por Yoko Okino delante del televisor.

Curiosidades[]

  • En este episodio aparece una ambulancia con una matrícula de código 新宿 88, せ 41-67 (Shinjuku 88, Se 41-67). La misma ambulancia con la misma matrícula vuelve a aparecer en los episodios #127 El asesinato de la compañía de teatro (2ª parte), #179 El camión empotrado en la cafetería y #345 Confrontación con la Organización: el doble reto de Vermouth (Especial dos horas y media).
  • Cuando el inspector Megure se entera de que Kogoro está en el hospital, se sorprende de la mala suerte del detective, que hace poco volvió a estar ingresado. En efecto, hace ocho episodios, en el episodio #083 El asesinato en el Hospital General, Kogoro estuvo otra vez hospitalizado.

Encuesta[]

Advertisement