Detective Conan Wiki
Advertisement
Resurrección desesperada: El gran detective es herido
Episodio 189
Título
Kanji 命がけの復活~負傷した名探偵~
Romaji Inochigake no Fukkatsu ~ Fushōshita Meitantei ~
Español La vida en peligro por una reaparición: El detective herido
Latino Reaparición riesgosa: El detective herido
Estrenos
Estreno Japonés 8 de mayo de 2000
Estreno Español 29 de noviembre de 2006
Estreno Latino Desconocido
Staff
Director Yasuchiro Yamamoto
Kenji Kodama
Guionista Hiroshi Matsuzono
Director de Episodio Nana Harada
Director de Animación Atsushi Aono
Información
Temporada Séptima
Personajes no Debut Conan Edogawa
Ran Mouri
Kogoro Mouri
Mitsuhiko Tsubaraya
Genta Kojima
Ayumi Yoshida
Ai Haibara
Hiroshi Agasa
Juzo Megure
Wataru Takagi
Miwako Sato
Sonoko Suzuki
Heiji Hattori
Kazuha Toyama
Shinichi Kudo (fondo)
Tomoaki Araide (fondo)
Personajes Debut Ninguno
Caso resuelto por Liga Juvenil de Detectives
Siguiente pista de Conan Shogi
Adaptado de Capítulos 251-254
Música
Opening Mysterious Eyes
Ending Secret of my heart
Cronología
Anterior La vida en peligro por una reaparición: La Liga Juvenil en la gruta
Número 189
Siguiente La vida en peligro por una reaparición: La tercera opción


La vida en peligro por una reaparición: El detective herido es el episodio #189 de Detective Conan. Se trata de la segunda parte del arco argumental La vida en peligro por una reaparición.

En este capítulo la Liga Juvenil de Detectives deberá resolver el acertijo y huir de la cueva sin la ayuda de Conan, que sigue inconsciente tras ser herido de un disparo por los criminales que los persiguen.

Sinopsis[]

Mitsuhiko, Ayumi y Genta, llevando a Conan inconsciente a cuello, logran escabullirse en uno de los cinco pasadizos justo antes de la llegada de los tres criminales a la sala de la piedra con forma de huevo. Pronto descubren que el camino que han elegido no tiene salida y, para colmo, los atracadores han empezado a registrar los túneles en su búsqueda. Parece que no hay más remedio que identificar el pasadizo correcto para intentar huir por él. El acertijo de la cueva rezaba:

“Aquel que en la oscuridad perdido se halla, el sendero del dragón deberá seguir, y así un resplandor de suprema dicha brillará sobre él.”

Mitsuhiko resuelve el acertijo de la cueva

Mitsuhiko se da cuenta de que el acertijo podría relacionarse con el ajedrez shogi.

Tras varias reflexiones, a Mitsuhiko se le ocurre cómo podrían estar relacionados el acertijo de la cueva, los cinco túneles, la piedra con forma de huevo y el to que había escrito en la entrada. En el tablero del ajedrez shogi, la pieza to va detrás de la pieza de movimiento, y la pieza del dragón, después de la pieza de volar. La pieza del rey se escribe con un kanji muy parecido al de la pieza del huevo. Si se colocan las piezas de shogi como al principio de una partida, quedan en una posición muy similar a la orientación de los túneles de la cueva. El “sendero del dragón” sería el que marca la posición de la pieza de vuelo.

El túnel que coincide con la posición de esa pieza está cerca de donde están escondidos Genta, Mitsuhiko, Ayumi y Conan, pero entre ellos y el pasadizo se interpone uno de los criminales, que está vigilando el centro de la sala. Acordándose de lo que les había dicho antes Conan, a Ayumi se le ocurre una idea para distraer al delincuente. Aprovechando el sonido que hacen sus pins transmisores, los tres amigos los lanzan cerca del hombre y el zumbido de su caída acaba provocando que los murciélagos salgan volando hacia él. Con el criminal distraído, Mitsuhiko, Ayumi y Genta, cargando con Conan, escapan hacia la salida lo más rápido que pueden. 

Sin embargo, justo cuando ya ven el exterior, Genta es alcanzado por uno de los dardos de Conan y cae al suelo. El jefe de los atracadores recoge entonces a Conan, que sigue inconsciente, y le apunta con una pistola, mientras exige a Mitsuhiko y a Ayumi que vuelvan si no quieren que su amigo reciba un disparo en la cabeza. Instantes después, un resplandor ilumina la cueva desde la salida y se oye la voz del inspector Megure por megafonía, que anuncia a los criminales que están rodeados y les ordena que se entreguen. Por detrás, Wataru Takagi y Miwako Sato atrapan a los dos secuaces, pero a pesar de ello, el jefe de los atracadores no se rinde, amenazándoles con que tiene un rehén. Justo después de decirlo, Conan abre los ojos y le susurra al criminal que sabía exactamente lo que iba a hacer. Acto seguido, le dispara con uno de sus dardos somníferos y el delincuente acaba derrumbándose en el suelo. Los siguientes hechos son narrados por Conan con la voz de Shinichi.

Haibara y el profesor Agasa reciben a los niños después de ser rescatados de la cueva

Haibara y el profesor Agasa reconfortan a Ayumi, Genta y Mitsuhiko después de ser rescatados.

“Fueron el profesor Agasa y Haibara quienes avisaron a la policía. Se imaginaron que nos dirigiríamos a la salida, así que preguntaron a los lugareños cuál era. Nos esperaron allí, y llegaron justo a tiempo. También les contaron que esas extrañas frases llevan grabadas en la roca durante siglos, nadie sabe quién las escribió, por lo que siguen siendo un misterio. Según iba escuchando parte de la conversación, volví a perder la consciencia mientras me llevaban al Hospital Central de Beika.”

Ran se ofrece a donar su sangre a Conan

Ran se ofrece a donar sangre diciendo a los médicos que ella y Conan tienen el mismo grupo sanguíneo.

En el hospital, los médicos informan a Kogoro, a Ran y al profesor Agasa de que Conan ha perdido mucha sangre y que será necesario operarlo. El problema está en que el anterior paciente operado tenía el mismo grupo sanguíneo que Conan, y agotó casi todas las reservas. Para sorpresa de todos, Ran se ofrece a donar su sangre, porque dice saber que su grupo sanguíneo es el mismo que el del niño. Al oírlo, Conan comprende que Ran sabe que él es Shinichi, porque desde pequeños los dos sabían que tenían el mismo grupo de sangre.

Al amanecer después de la noche de la operación, Conan despierta y se sorprende ver a Ran dormida al pie de su cama. Poco después entra Kogoro en la habitación y le dice que le debe la vida a Ran, porque además de haberle donado su sangre, se ha quedado toda la noche velándolo por si le pasaba algo. Además, añade que de no ser por la suerte de que los dos tuvieran el mismo grupo sanguíneo, seguramente Conan habría muerto. 

Un médico explica a Ran y a Sonoko que Conan evoluciona favorablemente

Un médico explica a Ran y a Sonoko que Conan evoluciona favorablemente tras su operación.

Días después, durante una visita de Ran, Sonoko, Mitsuhiko, Genta y Ayumi, el médico les informa de que Conan se recupera favorablemente, y que en dos o tres días podrá ser dado de alta. Eso sí, como sus defensas bajaron tras la conmoción, ahora ha contraído una pequeña infección respiratoria. Mientras Ran y Sonoko llevan a Conan a su habitación, Sonoko le pregunta a su amiga si ya ha hablado con Shinichi para que vaya a verla a la obra de teatro. Ran se ríe al oírla y le responde que no, pero que estará contenta siempre que Conan asista a la función. Conan procura evitar poner cara de circunstancias, y le pregunta a Sonoko por la venda que lleva en el brazo derecho. La chica le responde que se hizo daño ensayando, y que ya no podrá hacer de Caballero Negro. En su lugar actuará el doctor Araide, algo que provoca recelos en Conan.

Heiji y Kazuha visitan a Conan en el hospital

Heiji y Kazuha cuentan a Ran que han venido a ver a Conan.

Al llegar a la habitación, los tres se sorprenden al encontrarse con Heiji Hattori y Kazuha Toyama discutiendo por las flores que el primero ha comprado. Al verlos, Heiji los saluda y les dice que se enteraron de que Conan había resultado herido y que decidieron tomar el último vuelo después de clase para venir a visitarlo. Seguidamente, propone a Kazuha que vaya a comprar las flores que ella prefiera y pide a Ran y a Sonoko que la acompañen para que no se pierda. Conan comprende que Heiji quiere sacarlas de la habitación para hablar a solas con él.

Conan y Heiji hablan sobre revelar la verdad a Ran

Conan y Heiji discuten si sería adecuado contarle la verdad a Ran.

Después de que las chicas hayan salido, Conan le exige a Heiji que le aclare por qué ha venido. Tras vacilar brevemente, Heiji le revela que anoche recibió una llamada del profesor Agasa en la que le explicaba la posibilidad de que Ran sospechara de la verdadera identidad de Conan. Heiji opina que, si Ran ya lo sabe pero él aún no se lo ha revelado, es que está esperando que se lo diga de palabra. Conan cree que no puede seguir engañándola a menos que vuelva a ser Shinichi de algún modo. Además, no quiere poner a Ran en peligro por si la descubre la Organización de Negro y, al no saber qué hacer, le pregunta a Heiji qué haría él en su lugar.

Más tarde, al anochecer, Heiji y Kazuha toman el vuelo de regreso a Osaka. Mientras miran por la ventana, Kazuha le pregunta a Heiji si querrá acompañarla a ir a ver la obra de teatro de Ran el próximo domingo. Heiji, pensando en lo que habló con Conan, le responde que no podrá venir, porque ese día tiene algo muy importante que hacer.

Ai apunta a Conan con una pistola

Conan descubre a Haibara apuntándole con una pistola.

Entretanto, en el Hospital Central de Beika, alguien roba un bote de cianuro de potasio (KCN) a escondidas de las enfermeras. En la habitación 813, Conan no puede dormir mientras se debate entre si revelarle o no su identidad a Ran. Finalmente decide que sí lo hará, pero al girar la cabeza se encuentra con Haibara apoyada en el borde de su cama, apuntándole con una pistola.

Curiosidades[]

  • En este episodio se muestran imágenes de los episodios #002, El secuestro de la hija del presidente; y #174, Especial dos horas sobre un asesinato de hace veinte años, mientras Conan piensa en si debería revelar su identidad a Ran.

Encuesta[]

Advertisement