Detective Conan Wiki
Advertisement
Resurrección desesperada: La caverna y la Liga de Detectives
Episodio 188
Título
Kanji 命がけの復活~洞窟の探偵団~
Romaji Inochigake no Fukkatsu ~ Dōkutsu no Tantei-dan ~
Español La vida en peligro por una reaparición: La Liga Juvenil en la gruta
Latino Reaparición riesgosa: La caverna de los chicos detectives
Estrenos
Estreno Japonés 1 de mayo de 2000
Estreno Español 28 de noviembre de 2006
Estreno Latino Desconocido
Staff
Director Yasuchiro Yamamoto
Kenji Kodama
Guionista Hiroshi Matsuzomo
Ilustrador Hiroshi Matsuzomo
Director de Episodio Hiroshi Kurimoto
Director de Animación Masayuki Hiraoka
Información
Temporada Séptima
Personajes no Debut Conan Edogawa
Ran Mouri
Kogoro Mouri
Hiroshi Agasa
Ai Haibara
Mitsuhiko Tsubaraya
Genta Kojima
Ayumi Yoshida
Tomoaki Araide (fondo)
Caso resuelto por Liga Juvenil de Detectives
Siguiente pista de Conan Tiro errado
Adaptado de Volúmenes 25 y 26: Capítulos 251-254
Música
Opening Mysterious Eyes
Ending Secret of my heart
Cronología
Anterior Un misterioso disparo en la oscuridad
Número 188
Siguiente La vida en peligro por una reaparición: El detective herido


La vida en peligro por una reaparición: La Liga Juvenil en la gruta es el episodio #188 de Detective Conan. Se trata de la primera parte del arco argumental La vida en peligro por una reaparición.

En este capítulo, la Liga Juvenil de Detectives explora una cueva yendo de acampada, pero la excursión se complica cuando se encuentran con unos criminales y Conan es herido por el disparo de uno de ellos.

Sinopsis[]

Ran y Kogoro ensayan la obra de teatro del instituto

Ran y Kogoro ensayan la obra de teatro del instituto.

Ran está ensayando con su padre una obra de teatro escrita por Sonoko que se representará próximamente en el instituto Teitan y en la que ella hará de princesa. De repente, Kogoro interrumpe su parte después de leer que el Caballero Negro y la princesa se besan tras la escena, pero Ran lo tranquiliza diciéndole que el beso será de mentira. Conan le pregunta a Ran quién interpretará el papel del Caballero, y ella responde que será el doctor Araide, ya que todos los chicos del instituto tenían demasiada vergüenza para hacerlo. Al ver la cara de Conan y Kogoro, Ran se ríe y les dice que era una broma, y que quien realmente hará de Caballero será Sonoko disfrazada.

Tras esto, Ran menciona que tiene que ir a bañarse para el ensayo de mañana, pero Kogoro le avisa de que la bañera está rota. Conan comenta que él también quería bañarse, pero que pueden ir a casa del profesor Agasa, ya que tenía pensado ir para hablar con él de la próxima acampada de la Liga Juvenil de Detectives. Ran acepta, pero Kogoro les sugiere que se bañen ella y Conan juntos para no molestar mucho al profesor. Al oír eso, Ran salta enfadada diciendo que cómo va a meterse ella en la bañera con Conan. La reacción de la chica sorprende a Kogoro y a Conan, ya que que se habían bañado juntos con normalidad anteriormente.

Ai cree que Ran ha descubierto la doble identidad de Conan

Ai cree que Ran ha descubierto la doble identidad de Conan.

Más tarde, mientras Ran se baña, Conan le habla al profesor Agasa del cambio de comportamiento que ella ha tenido con él últimamente. Ai cree que es posible que Ran sepa que él es Shinichi, pero no dice nada más y se retira a su laboratorio.

Al día siguiente, el profesor Agasa y la Liga Juvenil de Detectives salen de excursión en coche. Durante el viaje, Conan le susurra a Hiroshi que podría hacer un robot que imitara a Shinichi para que Ran no sospeche, pero el profesor le responde que si pudiera inventar algo así, él ya sería rico. Haibara, que ha escuchado la conversación, observa fijamente a Conan.

Una vez llegan al lugar de acampada, Ai y el profesor se quedan preparando las tiendas, mientras que Conan, Mitsuhiko, Genta y Ayumi buscan leña por los alrededores. Durante su recolección, Mitsuhiko encuentra la entrada a una gruta en la que un cartel pone “NO ENTRAR. PELIGRO”, pero lo que más le sorprende es una inscripción en una roca que reza:

“Aquel que el sendero del dragón siga, un resplandor de suprema dicha brillará sobre él.”

Genta ve a unos criminales cargando un cadáver en la cueva

Genta ve a unos criminales cargando un cadáver.

El mensaje está grabado sobre un símbolo más grande, que corresponde a la partícula japonesa to (

). Mitsuhiko, Genta y Ayumi creen que la cueva esconde un tesoro, así que Conan se ve obligado a acompañarlos al interior. Pronto ven una luz al fondo, y Genta se adelanta pensando que alguien se les ha adelantado y ha conseguido el tesoro. Sin embargo, al doblar la esquina ve a dos hombres llevando un cadáver al interior de la cueva. Aterrorizado, Genta vuelve corriendo hacia sus amigos y les dice qué ha visto, pero un tercer hombre armado con una pistola les sale al paso y dispara a Conan antes de que puedan ponerse a cubierto en otro túnel. Con Conan herido en la espalda, la Liga Juvenil escucha a los hombres hablar sobre el cadáver, un atracador compañero suyo al que se le había visto la cara en el robo anterior. El jefe de ellos dice que lo único que pueden hacer es encontrar a esos niños y matarlos para evitar que hablen de lo que han visto. Acto seguido, manda a uno de sus compinches a vigilar la entrada mientras él y el otro hombre buscan por el interi de la gruta.r.

Entretanto, Conan intenta ponerse en contacto con Haibara por el transmisor, pero ella está distraída cocinando con el profesor y no contesta. Conan les dice entonces a sus amigos que la única opción es intentar encontrar otra salida por la cueva, pero antes tienen que avisar de algún modo a Ai y al profesor de que no vengan a la cueva por la presencia de esos criminales. Para ello, Conan le pide a sus amigos que confíen en él y coloquen diez transmisores de la manera que él diga.

Poco después, el tercer hombre se reúne de nuevo con sus compinches e informa de que los niños no han ido hacia la entrada. Él opina que no hace falta ir a buscarlos, ya que ha oído que la cueva es como un laberinto y que mucha gente ha muerto intentando encontrar la salida. Sin embargo, el jefe encuentra las gafas de Conan en el suelo y salpicaduras de sangre en una pared, y comprende que uno de los niños está herido. Como eso significa que no irán muy lejos, el cabecilla dice a sus secuaces que buscarán a los críos.

Conan anima a Genta, Mitsuhiko y Ayumi

Conan anima a sus amigos diciéndoles que gracias a ellos el crimen de esos hombres saldrá a la luz.

Entretanto, Mitsuhiko, Ayumi y Genta, llevando a Conan a cuello, siguen avanzando. Conan pide a Genta que vaya más rápido, pero el grandullón le responde que no quiere que le duela más la herida. Ayumi solloza diciendo que todo es culpa suya, y pronto Mitsuhiko y Genta se culpan a sí mismos de haber provocado la situación en la que se encuentran. Sin embargo, Conan anima a sus amigos diciéndoles que de no ser por su curiosidad, el crimen de esos hombres nunca habría salido a la luz. Seguidamente y viendo que han llegado a una bifurcación, Conan le pide a Genta que le deje su reloj linterna.

Poco después, los criminales llegan a la bifurcación y encuentran el reloj de Genta tirado en la entrada de uno de los túneles. El jefe cree que los niños quieren engañarles para que vayan por ese túnel, así que decide ir a buscar por la otra galería, tal y como había planeado Conan. De este modo él y sus amigos consiguen ganar algo de tiempo, y avanzando por la cueva pronto encuentran un río subterráneo. Al ver una carpa con ojos, Conan explica que debe haber una salida cerca, porque en las grutas sin salida los peces son ciegos, pero dado que la carpa que han visto puede ver, tiene que haber llegado al río subterráneo desde el exterior. 

Al y Agasa encuentran las gafas de Conan en la cueva

Ai y el profesor Agasa encuentran las gafas de Conan cerca de la entrada de la cueva.

Entretanto, Haibara y el profesor Agasa han entrado a la cueva extrañados de que Conan y los niños tarden tanto en volver. Cerca de la entrada encuentran las Gafas Rastreadoras de Conan, y al ponérselas Ai comprueba que los transmisores que colocaron forman el número 110, el número de teléfono de socorro en Japón.

Conan, Genta, Mitsuhiko y Ayumi siguen avanzando por la cueva y llegan a una sala en la que hay una cascada, cinco entradas a otros túneles y un pedestal con una extraña piedra con forma de huevo. Conan hace notar a sus amigos que la presencia de raíces en el techo de la sala es indicador de que están cerca de una salida al exterior. Además, la piedra con forma de huevo no parece natural, y es como si alguien la hubiera puesto allí. Al acercarse al pedestal, Conan y sus amigos ven que hay otra inscripción:

“Aquel que en la oscuridad perdido se halla, el sendero del dragón deberá seguir, y así un resplandor de suprema dicha brillará sobre él.”

Mitsuhiko se fija en que la inscripción es similar a la que había a la entrada de la cueva. Mientras piensan, Ayumi enfoca la linterna hacia arriba y da un grito, asustada, al ver que el techo está lleno de murciélagos. El revuelo provoca que los murciélagos salgan volando hacia ellos, pero Conan logra alejarlos hacia otro túnel lanzando un pin transmisor en esa dirección. Conan les explica que los murciélagos se alimentan de insectos, así que se lanzan hacia cualquier ruido brusco que oigan. Además, los murciélagos de cueva suelen vivir a 300 metros de la entrada, así que eso quiere decir que la salida está muy cerca.

Conan se desmaya ante Genta, Mitsuhiko y Ayumi

Conan se desmaya por pérdida de sangre justo antes de decirles a sus amigos cuál es el camino correcto.

El problema está en saber cuál de los cinco caminos hay que tomar. De repente, a Conan se le ocurre lo que pueden significar las inscripciones. "Aquel que se halla perdido en la oscuridad" se refiere a cualquiera que esté perdido en la cueva, y el "resplandor de suprema dicha" probablemente representa la luz de la salida. Sin embargo, justo antes de decir cuál es el túnel que hay que seguir, Conan se desmaya por haber perdido mucha sangre. La situación parece desesperada, ya que Mitsuhiko, Genta y Ayumi comienzan a escuchar a los criminales corriendo hacia ellos, cada vez más cerca.

Curiosidades[]

Ai tiene el disquete de Pisco junto al teclado

El disquete ensangrentado que Ai robó a Pisco está a la izquierda del teclado, bajo otros disquetes.

  • Cuando Ran viene a ver a Haibara cuando está en el ordenador, se puede ver a un lado del teclado que está el disquete ensangrentado que ella robó a Pisco en el anterior encuentro con los Hombres de Negro. Se revela así que Ai había mentido a Conan sobre que el disquete se había perdido en el incendio.
  • El hecho de que Genta le comente al profesor Agasa que "suerte que no ha olvidado la tienda" hace referencia al episodio #136, El misterio del viejo castillo azul (1ª parte), en el que la Liga de Detectives tuvo que alojarse en un castillo porque el profesor olvidó traer la tienda de campaña.

Encuesta[]

Advertisement